Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell corta el agua de fuentes para evitar que se bañen okupas

El vídeo colgado en las redes por el concejal del PP ha generado polémica

Diari de Tarragona

Whatsapp
Un momento del vídeo.

Un momento del vídeo.

El Ayuntamiento de Calafell ha cortado el suministro de agua en diferentes fuentes públicas con el argumento de evitar que haya personas que se bañen y limpien la ropa en ellas.

El vídeo colgado en las redes  sociales hace unos días por el concejal del PP en el gobierno, Juanjo García, en el que se ve a un hombre y a una mujer asearse en la fuente de una plaza en el núcleo histórico del pueblo y hay ropa a secar en la valla, ha levantado una gran polémica.

Dos fuentes
El alcalde Ramon Ferré (PSC) explicó en el pleno municipal que ya se ha cortado el agua en por lo menos dos fuentes públicas para evitar esas imágenes. El consistorio considera que quienes se ha visto asearse en fuentes son okupas que se han instalado en diferentes casas en la zona.

La oposición municipal pidió tomar medidas y plantea que se facilite el acceso al aseo. El Ayuntamiento de Calafell aprobó que las familias con necesidades económicas puedan acudir a ducharse al pabellón de Segur de Calafell. Pero para ello deben estar apuntadas en los Servicios Sociales del consistorio. Algo que no sucede con los okupas.

Mira el vídeo que colgó el concejal del PP:

El gobierno señaló que además de cerrar las fuentes, por parte de la Policía Local se hace un seguimiento intensivo de los okupas que se ha detectado que están instalados principalmente en el núcleo histórico del pueblo.

El alcalde señala que cuando se ha detectado ese uso de las fuentes se ha procedido a cortar el agua. Hace semanas ya se hizo en una, «pero se comprobó que esas personas se trasladaron a otra y se ha realizado un nuevo corte de suministro».

Policía Local
Ferré explica que también la Policía Local ha realizado un control para detectar las viviendas que están ocupadas e identificar a las personas que residen ellas. El concejal de Gobernación, Joan Maria Triadó (UAM), señala que la única opción que tiene el cuerpo local es realizar identificaciones periódicas pidiendo la documentación.

El concejal del PP, Juanjo García considera que «tenemos un problema creciente y alarmante». Señala que «hay que saber diferenciar entre la ocupación por motivos sociales de la que crea problemas y hace de ello un modus vivendi».

Necesidad
Diferentes colectivos coinciden en la necesidad de diferenciar la ocupación por causas de necesidad habitacional, que no causa conflictividad, de otras. Pero también es necesario facilitar el acceso a servicios como la instalación de contadores sociales.
Desde el Ayuntamiento explican que se mantendrá la campaña de identificaciones y de ser necesario se pedirá ayuda a los Mossos d’Esquadra. 

Temas

Comentarios