Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell da los buenos días a los abuelos

Un grupo de voluntarios llaman cada día a los mayores de 80 años para ver cómo están

José M. Baselga

Whatsapp
Los abuelos encuentran calidez en las llamadas.

Los abuelos encuentran calidez en las llamadas.

En muchos casos prácticamente no salen de casa en toda la semana. Hace años esos vecinos se jubilaron y se instalaron en la que fue su casa de verano en urbanizaciones alejadas del núcleo histórico o de la playa.

Son urbanizaciones como Mas Romeu o Calafell Park que son entramados caóticos de calles, muchas en mal estado y con decenas de parcelas por hacer. 

Pocos vecinos
También en muchos casos esas personas durante la semana prácticamente tampoco hablan con nadie. Porque en esas urbanizaciones quedan muy pocos vecinos cuando acaba el verano. En algunas zonas sin una buena iluminación. Y lejos de cualquier servicio o comercio.

El Ayuntamiento de Calafell calcula que son unas 500 las personas mayores de 80 años que viven en el municipio solas o con un acompañante de su edad. Eso, las empadronadas. Añadiendo las que no están empadronadas, son muchas más.

Calidez
Para dar tranquilidad y algo de calidez, el Ayuntamiento ha activado el servicio Bon Dia. Cada mañana un grupo de voluntarios llama a esos vecinos para preguntarles cómo están. Si han dormido bien, si se han tomado las pastillas, qué cenaron o almorzaron, si han hablado con sus familias...

«Es una manera de saber cómo se encuentran», explica la concejal de Bienestar Social, Helena Rubio. Un grupo de voluntarios realiza las llamadas diarias. De momento son una treintena de abuelos quienes las reciben. 

Autorización
Primero se envió una carta a todos los posibles beneficiarios del servicio para que diesen autorización. Rubio explica que hace pocos días que se activó el servicio. «A medida que se conozca, habrá más usuarios», señala la concejal.

Quienes hacen las llamadas han seguido un proceso de formación para aprender a indentificar situaciones que requieran de una intervención sanitaria o de servicios sociales. «Se observa que una persona llora mucho, que está en un momento de depresión o explica que lleva varios días in comer». 

Ambulancia
En estos casos se realiza una llamada a centro de asistencia primaria o a los servicios sociales para activar un protocolo de intervención. En el caso de que un abuelo no responda, puede enviarse a la casa un equipo sanitario o de la policía. En los días que funciona el servicio ya se ha tramitado una petición del servicio de teleasistencia para un usuario

Las llamadas se realizan desde el nuevo centro de día de la Sínia y se incorporarán en el centro cívico de Segur de Calafell cuando esté en funcionamiento.

Temas

Comentarios

Lea También