Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell: decidir entre ser ciudad dormitorio o algo más

La presión metropolitana y el aumento demográfico condicionará la acción de gobierno y la apuesta por un modelo de ciudad que necesita dimensionar equipamientos y servicios

Diari de Tarragona

Whatsapp
El castillo de Calafell corona el núcleo del pueblo. Pero también hay en el municipio los núcleos de la playa, Segur y diversas urbanizaciones. FOTO: DT

El castillo de Calafell corona el núcleo del pueblo. Pero también hay en el municipio los núcleos de la playa, Segur y diversas urbanizaciones. FOTO: DT

Entre doce candidaturas pueden escoger los vecinos de Calafell hoy domingo para poner en el Ayuntamiento a quienes deben gobernar por lo menos los próximos cuatro años. Como sucede en otros municipios esa fragmentación hace presagiar una difícil gobernabilidad que pasa por pactos que pueden ralentizar la acción municipal. Todo ello en un momento clave en el que Calafell debe decidir su papel, más allá de comarcal, en el ámbito metropolitano de Barcelona. Esto es: ser un municipio dormitorio o aprovechar la potencialidad de las comunicaciones, la ubicación y la potencialidad turística y comercial. Pero también para ser un destino escogido para residir todo el año por decisión propia.

Para ello los vecinos han manifestado sus necesidades durante años. Se necesita atraer inversiones que generen empleo. También industriales. Pero además, dimensionar las necesidades asistenciales, educacionales, de movilidad, culturales y de seguridad a la realidad actual. Un actualidad marcada por un crecimiento demográfico principalmente procedente del entorno de Barcelona.

El reto de diseñar esa ciudad tiene la dificultad de que el expansionismo urbanístico especulativo de los año sesenta y setenta dejó a muchas urbanizaciones a medio hacer. Aunque se han ido poniendo al día todavía requieren de importantes inversiones para adaptar sus infraestructuras.

Problemas añadidos

La disgregación en diversas urbanizaciones conlleva los problemas añadidos de la necesidad  del transporte urbano, la vigilancia o asistencia social para las personas de edad avanzada que optan por jubilarse en lo que fueron segundas residencias.
Y poner al día Calafell debe hacerse además reclamando un reconocimiento desde Barcelona y la Generalitat. Porque el Baix Penedès en general está ayudando a la capital catalana a liberar suelo que destinarlo a la especulación inmobiliaria y turística. 

En cambio los vecinos que se instalan en la zona sólo ven cómo se les encarece el transporte, además de no ofrecer la frecuencia necesaria y contar con servicios y equipamientos que no están dimensionados.

Los candidatos aseguran que no hay pactos acordados para formar gobierno 

Son los retos a los que deben enfrentarse las doce listas electorales que además presentan cambios y singularidades. Desde el regreso de ex alcaldes socialistas como Jordi Sánchez, que presenta una candidatura municipalista, a cambios de partido como los de Joan Maria Triadó y Josep Parera, que de la Unió Alternativa Municipal (UAM) pasan a Convergents.

Antes de la jornada electoral de hoy los diferentes candidatos aseguran que no hay pactos pre acordados para formar un gobierno, pero es algo que está por ver y que quedará para siempre en la duda.

Relevos

En todo caso son de las elecciones municipales en las que hay una mayor expectativa entre los vecinos. Por lo que necesita Calafell y por conocer cuál será el resultado ante la disparidad de propuestas electorales entre las que también hay destacados relevos de históricos como en Esquerra Republicana de Catalunya o en Sumen, antes PDeCat.
El objetivo es que de manera inmediata pueda conformarse un gobierno porque los retos son muchos y la realidad del aumento de población y de la demanda de servicios acuciante sin posibilidad de espera.

Temas

Comentarios

Lea También