Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell dejará en la playa las plantas sacadas por el mar para retener arena

La medida también ayuda a proteger la costa ante posibles nuevos temporales

José M. Baselga

Whatsapp
Los restos de las plantas se han esparcido por las playas.

Los restos de las plantas se han esparcido por las playas.

Las plantas que el temporal de los últimos ha dejado en las playas pueden ayudar a retener arena si no se retiran. El Ayuntamiento de Calafell ha decidido dejar esa planta, llamada seba, corretjola en catalán,  (Cymodocea nodosa), como medio natural de asentar sedimentos.

A lo largo de toda la zona de la playa de Calafell y de Segur se han dejado esas matas. Sólo se han retirado en las zonas donde hay desagües de pluviales para evitar que los taponen. En el resto del litoral se han esparcido.

El concejal de Ecología Urbana, Aron Marcos, explica que esa planta  permite retener la arena que arrastra el viento y llegaría a crear incipientes dunas. Con el tiempo se desintegra con efectos positivos para el litoral ya que es una planta natural del fondo marino.

Esos matojos ayudan a retener arena.

El Grup d’Estudi i Protecció dels Ecosistemes Catalans (Gepec) ya recomendó a los municipios afectados por el temporal no retirar los restos de esas plantas de las playas. El algueró, como también se le conoce, tiene en el Tarragonès la mayor pradera de la costa catalana.

El Gepecc impulsó una prueba sobre la acción retenedora de arena de las plantas dejadas en la playa. La iniciativa se impulsó en la playa urbana de la Paella de Torredembarra, donde si intentó crear una zona dunar. Se probó crear dunas con las técnicas usadas habitualmente por el Gobierno central y la Generalitat. En 2015 se probó plantando la Cymodocea nodosa. En 2018 de dejaron los restos y se delimitó el espacio.

En las tres pruebas se han recuperado dunas, pero en la de 2015 los resultados son mucho mejores en cuanto a ganar cobertura vegetal lo que permite mayor resistencia a las dunas. 

En Denia se crean barreras con alga posidonia para proteger las playas.

Además de retener arena, esos montículos filamentosos ayudan a amortiguar el embate del oleaje. En algunas comunidades ya se crean barreras para frenar la fuerza de las olas

Tras el temporal, el Ayuntamiento de Calafell retiró restos de basura de entre los matojos de la planta y la distribuyó a lo largo de la zona costera. El Gepec señala que retirar esas plantas, además del coste económico, supone dejar a las playas «desnudas» ante posibles nuevos temporales antes de la temporada de baño

Restos de Seba en la playa de Segur de Calafell.  

La iniciativa de intentar retener arena mediante los restos vegetales que saca el mar ya la impulsó el pasado año el Ayuntamiento en una franja entre la zona de L‘Estany y el puerto de Segur, donde se depositan las algas y plantas que saca el mar. En los meses que lleva el experimento ya se ha logrado unas pequeñas dunas con ganancia de arena. 

Noticias relacionadas:

Las algas permiten retener arena en las playas de Calafell

La acumulación de algas que arrastra el mar se demuestra como el sistema más efectivo para retener arena en las playas. Esas especies marinas, además de aportar alimento a aves e invertebrados, son también el mejor aliado contra la regresión.

Temas

Comentarios

Lea También