Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell descarta que el proyecto de las dunas afecte a las playas

El equipo de gobierno niega los temores de la oposición. Señala que los trabajos están visados por Costas y Medio Ambiente
Whatsapp
El concejal de Medio Ambiente en la zona junto al puerto, que  muestra capacidad de recuperación.  Foto: JMB

El concejal de Medio Ambiente en la zona junto al puerto, que muestra capacidad de recuperación. Foto: JMB

El gobierno de Calafell (CiU-PP) descarta que el proyecto para crear una zona de dunas y lagunas junto al puerto de Segur de Calafell supondrá una afectación para las playas. El equipo de gobierno (CiU-PP) niega afectaciones y explica que la actuación está validada por Costas de la Generalitat y el Ministerio de Medio Ambiente.

El concejal del PSC, Ramon Ferré, en la oposición, citó en el pasado pleno municipal unos informes que atribuyó a técnicos del propio puerto que explota la empresa Port Segur y que temen el impacto que pueda tener el proyecto, por lo que aportaban una serie de recomendaciones técnicas.

Según Ferré, citando el informe, no hay un estudio de la desembocadura de pluviales que llega a la playa en esa zona y que procede de la riera. Como dijo, los movimientos de tierras de las dunas que se creen podrían taponar la salida de las aguas y haber inundaciones «en la playa y aguas arriba de la riera hasta la Casa Vella».

 

Regresión

Según Ferré, el informe que Port Segur ha enviado a Ports de la Generalitat «desaconseja la actuación». El concejal también añadió que en los últimos años no ha habido regresión de la arena, pero que esa posibilidad ya se contemplaba en el proyecto del puerto, por lo que de producirse provocaría una pérdida de playa. El PSC también señaló que el proyecto de dunas y lagunas ocupa un espacio que en los meses de verano cuenta con áreas de juego e inflables. Ferré criticó que el proyecto, que ocupará unos 20.000 m2, se adentra 5.000 m2 en el terreno de playa que Port Segur tiene en una concesión de la zona todavía vigente.

Sin embargo el concejal de Medio Ambiente, José Antonio Jiménez (CiU), descarta cualquier tipo de afectación para el ecosistema y para el puerto y señaló que «la concesionaria Port Segur está encantada porque supone un valor paisajístico y ambiental para la zona». Del informe citado por el PSC, Jiménez respondió que es un estudio inicial del ingeniero de la instalación para que se tuvieran en cuenta esas circunstancias.

 

‘Está validado’

«Ya se han tenido en cuenta y el proyecto está validado por el departamento de Costas de la Generalitat y por el Ministerio de Medio Ambiente. Es la recuperación de un espacio que se ha estudiado y conformado con la administración».

Los socialistas descartan denominar a la actuación una renaturalización, ya que «allí nunca ha habido dunas. Era mar». La arena se fue acumulando cuando se construyó el anterior puerto. En este sentido, recordó que hay acciones ambientales pendientes como la renaturalización de L’Estany o del aula de naturaleza en la montaña del Comú.

También el grupo de Unió Alternativa Municipal (UAM) ha criticado el proyecto. El concejal Josep Parera considera que hay otras prioridades y que incluso está pendiente un proyecto de recuperación ambiental en la zona de L’Estany, una salida natural de agua al mar para la que se programó por anteriores consistorios incluso recuperar especies de ribera. Parera también alertó de la posibilidad de que las lagunas que se creen en la playa sean un foco de mosquitos.

El concejal de Medio Ambiente señaló que los mosquitos tigre no se asientan en áreas de agua salada como las que tendrán las lagunas. También replicó que el proyecto que en su día se hizo para la renaturalización del área de L’Estany «es totalmente inviable». Sobre las zonas de juego explicó que el titular está de acuerdo en desplazarlas.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También