Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell destina 3,3 millones a un Plan de rescate social y empresarial

El Ayuntamiento aprovecha el remanente de 2019 y amortizará deuda para recortar los intereses

José M. Baselga

Whatsapp
Desde el primer momento Cruz Roja colabora en la ayuda a las familias.

Desde el primer momento Cruz Roja colabora en la ayuda a las familias.

Muchos de los usuarios que acuden en las últimas semanas a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Calafell lo hacen por vez primera. «No pensaban que algún día tuviesen que acudir», señala la concejal Helena Rubio. 

Pero la realidad es que desde la declaración del estado de alarma, los usuarios de Servicios Sociales en el municipio han aumentado un 37%. Desde el 14 de marzo se han abierto 500 nuevos expedientes familiares y 417 de los que ya había han requerido asistencia por el agravamiento de su situación.

La situación provocada por el coronavirus y la paralización económica ha golpeado. El Ayuntamiento destinará 3,3 millones de euros en lo que ha llamado Plan de rescate para ayudar a las familias y al tejido económico local. También habrá dos inversiones en obra pública y una reserva de 1,3 millones por si debe activarse otra acción de urgencia.

Arañar partidas
El alcalde Ramon Ferré señala que el objetivo es que nadie quede atrás. Pero debe reajustarse el presupuesto y arañar partidas para poder frente a la emergencia social.  Una aportación esencial es el remanente que había del pasado ejercicio. 

La intervención económica contempla 1,4 millones para la protección social y que están dirigidos a familias para hacer frente a gastos de la vivienda, al banco de alimentos y en seguridad para los trabajadores municipales que realizan servicios de atención ciudadana.

Sin ahorros
En un primer momento de la crisis acudieron a los Servicios Sociales familias que carecían de ahorros, luego quienes agotaron ese colchón y después quienes contrajeron deudas para intentar afrontar la situación, como explica la concejal Rubio. 

Ayuda alimentaria y poder hacer frente a los recibos de la casa son las principales demandas. Para atender esas necesidades el Ayuntamiento aprobó unas ayudas de emergencia de entre 90 y 300 euros. 

El plan de rescate contempla también  1,1 millones para el comercio, los autónomos y las pequeñas empresas que sufren el impacto de la situación. Habrá además  campañas de promoción turística y comercial para intentar activar la situación económica.

El plan de rescate contempla una además una partida de 740.000 euros para realizar obras de adecuación de centros escolares y de los pasos bajo la vía del tren. 

El consistorio amortizará créditos por valor de 2,6 millones de euros con el objetivo de reducir los intereses que ahora se pagan por la deuda y evitar posibles problemas de tesorería que dificulten el funcionamiento del Ayuntamiento. 

Temas

Comentarios

Lea También