Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell estudia cómo frenar el expolio de lenstisco

Plantea cerrar los caminos forestales que usan las cuadrillas de recolectores

José M. Baselga

Whatsapp
Un decomiso de lentisco por parte de rurales.

Un decomiso de lentisco por parte de rurales.

El Ayuntamiento de Calafell redactará una ordenanza para intentar frenar la recogida de lentisco en las zonas boscosas del municipio. Los vecinos de las urbanizaciones de las zonas más elevadas alertan de los grupos de personas que llegan en furgonetas para recoger esa planta.

Los vecinos avisan de que además de una recogida indiscriminada que causa daños en el medio, los grupos que recogen lentisco acceden con furgonetas por caminos y encienden fuegos para preparar almuerzo, lo que supone un peligro.

El lentisco es una especie típica del bosque mediterráneo. Su expolio indiscriminado es muy habitual en los bosques y causa daños en el medio, además de enfrentamientos entre propietarios de fincas y los grupos que recogen la planta. 

Sin marco jurídico municipal
El concejal de Ecología Urbana de Calafell, Aron Marcos, señala que a nivel municipal no hay un marco jurídico para frenar esa actividad. «Cuando nos avisan los vecinos, acude la Policía Local, pero es complicado dar con los grupos recolectores de la planta».

Incluso en el caso de detectarlos en el bosque es difícil actuar ya que los recolectores «están en condiciones precarias. La principal acción debe hacerse contra las furgonetas cargadas de material», lo que es difícil de detectar.

Llaves

En este sentido el consistorio plantea desde cerrar caminos forestales y que sólo los propietarios o cuerpos de emergencias tengan llaves para retirar las cadenas a intervenir por el encendido de fuegos o por acceso rodado al medio natural.

El concejal destaca sin embargo la dificultad de atajar esta práctica «si la Generalitat permite que en el Mercat de les Flors entre todo el material sin que se pida un certificado de procedencia de la planta».

Clave en el ecosistema boscoso
El lentisco no es una especie protegida pero los expertos aseguran que la planta juega un papel clave en el ecosistema boscoso, por lo que el expolio indiscriminado al que desde hace tiempo se dedican bandas organizadas tiene efectos para el medio. 

Un gran ejemplar de lentisco.

Además el Código Civil y la Ley Forestal catalana prohibe hacer cualquier aprovechamiento forestal de manera indiscriminada. Al no existir una regulación específica sobre la recolección de la planta, sólo podría exigirse la autorización del propietario del terreno.

La planta tiene mucha salida en el mercado. Principalmente se emplea como ornamentación y para ceremonias, pero también para muchos preparados medicinales, para elaborar barnices y elementos de aromatización. Uno de los principales destinos es Holanda.

Temas

Comentarios

Lea También