Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell estudia habilitar zonas para perros en sus tres playas

La iniciativa ha sido impulsada hace unos días por un grupo de propietarios de animales a través de las redes sociales
Whatsapp
Los dueños de perros piden zonas en las playas para sus mascotas. Imagen de archivo. Foto: lluis milian/DT

Los dueños de perros piden zonas en las playas para sus mascotas. Imagen de archivo. Foto: lluis milian/DT

El Ayuntamiento de Calafell estudia implantar zonas en cada una de sus tres playas para que los vecinos puedan ir con sus perros. El objetivo sería habilitar zonas en las playas de Segur, L’Estany y Calafell, aunque todavía no se ha decidido el punto concreto.

La iniciativa la impulsa el Consistorio tras una acción de vecinos a través de las redes sociales y que ha firmado el propio alcalde Ramon Ferré. El alcalde explica en su Facebook que «no tengo perro pero entiendo que hace falta un espacio para que corran, salten y jueguen. Ningún mejor que la propia playa».

La solicitud la firman al cierre de esta edición unos 300 vecinos que señalan que «hay tramos de playa lo suficientemente amplios para reservar un espacio para perros». De hecho, aunque ahora está prohibido, en una zona de playa junto al puerto de Segur y que gran parte tiene hierbas, por las tardes es habitual que decenas de perros correteen con sus dueños.

 

Hay detractores

La delimitación de zonas para perros en las playas sin embargo también tiene detractores que consideran que puede afectar a la calidad ambiental del entorno. La Asociación Profesional de Playas y Medio Ambiente (Apyma) critica la presencia de perros en las playas por problemas de seguridad y salubridad.

El alcalde Ramon Ferré señala que el Ayuntamiento estudiará la posibilidad de delimitar unos espacios en las mismas playas y que de no ser posible por la legislación, «se buscarían otros lugares donde los perros puedan ir sueltos». El alcalde destaca que la iniciativa en Calafell sería cercar un área en la arena en zonas donde no haya muchos bañistas y los perros no tendrían autorización para entrar en el mar.

Ferré considera «ilógico» poder perder la catalogación de la bandera azul por delimitar un espacio para los perros en las playas. Considera así que «quizá hay que revisar los criterios de la bandera azul. No es lógico tenerla o no tenerla porque se delimite una zona para perros». Añade además que crear esa zona en la playa debería evitar la presencia de los animales en otras partes donde tienen prohibido el acceso. Una prohibición que sin embargo desoyen muchos propietarios de perros que entran con sus mascotas incluso en el mar. Esa presencia de perros en la playa ha levantado en alguna ocasión las quejas de bañistas.

Apyma recuerda que uno de los criterios para obtener la bandera azul es que la presencia de perros en la costa debe estar muy controlada y que «los paseos con perros contaminan la arena». La asociación destaca que incluso con zonas delimitadas , la presencia de perros en las playas pueden producir la proliferación de parásitos y que en esas áreas se acumula suciedad.

 

En Tarragona

En la demarcación de Tarragona las playas en las que está permitido acceder con perro son las de Riumar (Deltebre), la Platjola (Alcanar) y las de Bon Caponet y Platja del Cementiri (L’Ametlla de Mar).

En otras zonas del Estado la situación también levanta polémica. A principios de mes la Junta de Andalucía informó a los 14 municipios del litoral malagueño y a las mancomunidades de municipios Costa del Sol Occidental y Costa del Sol-Axarquía, de que no podrían contar con espacios en sus playas destinados para perros.

Incluso advirtió que no considera suficiente la inclusión de dicha zona para perros en las correspondientes ordenanzas municipales.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También