Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell ha puesto quince multas por gritar o poner música en la calle

El Fiscal de Medio Ambiente propone imputar por ´inactividad´ a los tres últimos concejales del área en el Consistorio

José M. Baselga

Whatsapp
La calle Monturiol de Calafell atrae a miles de jóvenes por el ocio nocturno.Foto:  GABRIELMESTRE

La calle Monturiol de Calafell atrae a miles de jóvenes por el ocio nocturno.Foto: GABRIELMESTRE

El Ayuntamiento de Calafell se defenderá ante la acusación del la Fiscalía de Medio Ambiente que considera que ha habido «inactividad» para evitar los ruidos en la calle. Como ya adelantó el Diari, el consistorio presentará un informe para demostrar que ha intentado poner orden en los locales y en las calles.

En referencia a las quejas de vecinos contra establecimientos, el informe que ya ha preparado el Ayuntamiento detalla que en el último año se han hecho 42 inspecciones a locales en la zona de ocio nocturno.

De esas actuaciones se han derivado 27 requerimientos para colocar limitadores de sonido y en 18 casos ya se ha hecho. A tres locales se les ha prohibido poner música y dos han cerrado y otros tres requerimientos están en trámite.

El Fiscal de Medio Ambiente también sugirió que el juez de El Vendrell debería actuar por el ruido que hacen los grupos de jóvenes en la vía pública y que también compete al Ayuntamiento evitarlo.

 

Actas por gritar

En este sentido el Ayuntamiento dice que se han incrementado los controles por el botellón en diferentes zonas del municipio y a locales por venta de alcohol a menores que han concluido en diversas actas. La Policía Local ha levantado siete actas por consumo de alcohol en la calle, otras siete por molestias causadas por la música en la vía pública, ocho por gritar y siete por orinar, además de 16 por consumo de droga. El Consistorio destaca que todas esas actitudes perseguidas suelen tener asociados el ruido y el desorden.

El Ayuntamiento pondrá a disposición de la Fiscalía y del juzgado toda la documentación cuando le sea requerida, aunque señala que todavía no ha recibido ninguna citación. En este sentido rechaza la «inactividad» mencionada por el fiscal por lo que propuso denunciar a los concejales de medio ambiente de Calafell desde 2007.

El Ayuntamiento señala que desde que en 2015 el juez de El Vendrell condenó al Ayuntamiento a tomar medidas contra el ruido en la calle Monturiol, se han incrementado las acciones policiales y mediante acuerdos con los propios locales de la zona de ocio nocturno.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También