Calafell reactiva el sellado de empalmes de agua para evitar ocupaciones

El grupo de Ciudadanos pide que haya un censo de las casas ocupadas

José M. Baselga

Whatsapp
La Policía Local vigiló el sellado de un empalme eléctrico.

La Policía Local vigiló el sellado de un empalme eléctrico.

Calafell retoma el sellado de enganches ilegales de agua a la red principal como medida para evitar las ocupaciones ilegales de casas.
La acción se impulsó a finales de año y ya se han realizado unos 50 cortes de empalmes. La situación de alarma sanitaria obligó a paralizar la medida, pero esta semana ha habido una reunión para planificar nuevos sellados.

Además del corte de agua el Ayuntamiento también impulsará los de empalmes eléctricos, una posibilidad que puede realizarse solicitándolo a la compañía eléctrica.

Hace unos días técnicos de la compañía realizaron una obra en una estación eléctrica de un edificio de la rambla Jaume Tobella para proteger la instalación contra los pinchazos.

Sellado de un empalme de agua.

Además del fraude, esas conexiones  suponen un peligro para quien las realiza y para todos los vecinos ya que además de generar cortes de luz suelen provocar incendios.

Para los trabajos los técnicos de la compañía estaban acompañados por la Policía Local para evitar que pudieran sufrir agresiones y amenazas como suele suceder sobre todo en viviendas ocupadas.

Cortes de empalmes ilegales de luz a cara cubierta para evitar agresiones

Los empalmes ilegales de luz se han multiplicado con el consiguiente fraude a la compañía, pero también con el riesgo para quien manipula los contadores y para el resto de vecinos de las fincas ya que son habituales los incendios por ese amaño inexperto.


El consistorio pretende acelerar el corte de empalmes ante el temor de un incremento de ocupaciones ilegales en los próximos meses. En todo son caso  el objetivo es actuar contra la ocupación como forma de vida o incluso como negocio.

Ciudadanos
En este sentido el grupo de Ciudadanos, en la oposición, plantea al gobierno local que impulse un «plan municipal contra la ocupación» ante el «problema grave» en el municipio. El portavoz de Ciudadanos, José Manuel Tejedor señala que «hace un año el equipo de gobierno anunció un plan específico para luchar contra esta práctica ilegal y el documento no se ha redactado».

Tejedor señala que «durante los últimos meses las ocupaciones han aumentado de forma alarmante, provocando problemas graves de convivencia y convirtiendo la vida de las familias y las comunidades de vecinos en una auténtica pesadilla».

Reunióin para programar nuevos cortes de agua.

Propone «el asesoramiento y orientación jurídica a los afectados por las ocupaciones para que puedan recuperar su casa y la elaboración de un censo en el que se indique si el tipo de ocupación es para fines delictivos o por necesidad y se haga un seguimiento de la misma».

También reclama un incremento de patrullas policiales en las zonas afectadas por la ocupación y la creación de una unidad de la Policía Local «destinada a la prevención, control y seguimiento de los inmuebles ocupados o susceptibles de ocupación».

Cacerolas
El pasado mes vecinos de Segur de Calafell evitaron dos intentos de ocupación con pocos días de diferencia plantándose ante la casa con una cacerolada. La llegada de los Mossos permitió desalojar a quienes ya habían accedido a la vivienda. 

VIDEO: Una cacerolada vecinal evita una ocupación en Calafell

En Segur de Calafell hay muchas viviendas ocupadas de manera ilegal. El algunos casos las ocupaciones generan conflictos con los vecinos por ruidos, desórdenes e incluso enfrentamientos. También los cuerpos de seguridad han desmantelado plantaciones de marihuana en viviendas ocupadas.

Sin embargo los vecinos señalaron la necesidad de más vigilancia por la reiteración de intentos de entradas en casas vacías de las urbanizaciones. Es aquí donde principalmente se producen ocupaciones que en algunos casos son conflictivas, lo que provoca enfrentamientos y quejas de los vecinos.

Temas

Comentarios

Lea También