Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell recuperará fiestas de la antigua normalidad

La nueva entidad de La Bota impulsa el rescate de viejos actos populares

José M. Baselga

Whatsapp
La calle del Pou de los años 50 celebrando el Corpus. FOTO: JUANITA ROVIRA

La calle del Pou de los años 50 celebrando el Corpus. FOTO: JUANITA ROVIRA

Los más mayores de Calafell recuerdan las calles del núcleo del pueblo engalanadas con alfombras de flores. De aquellas celebraciones sólo quedan memorias.

Entonces todos los vecinos participaban en la decoración de sus calles para que fuesen las más atractivas entre las que pasaba la procesión. En Calafell hay referencias de la festividad en 1910 y hasta 1967.

Ahora un grupo de vecinos ha constituido la entidad La Bota de Calafell para recuperar antiguas tradiciones festivas y culturales. Iban a comenzar con las alfombras del Corpus, pero la situación sanitaria lo ha impedido.

Un aalformbra en la plaza Catalunya. FOTO: MARIA PILAR CUGAT

Pero no renuncian y plantean que para los próximos 11, 12, 13 y 14 de junio los vecinos engalanen sus balcones con flores y piezas como mantones o damascos. 

Ricard Gutiérrez es uno de los impulsores de La Bota de Calafell. Explica cómo hablando con los vecinos que vivieron aquellas celebraciones las narraban con ilusión y añoranza. «Porque también era una forma de sentirse juntos».

Por eso nace La Bota. «Hemos de recuperar esas fiestas». Además de la próxima del Corpus, la nueva entidad ya piensa en otros actos que tenían una gran participación.

La fiesta en el núcleo del pueblo. FOTO: MARIA PILAR CUGAT

Como la Festa de la Vellesa, el Pubillatge, los actos de Sants Inocents previos al Carnaval... Fiestas que se han perdido y que quedan en cajones en forma de fotografías en blanco y negro que los miembros de La Bota han rescatado.

De momento la entidad llama a la participación vecinal para que desde este año recuperar históricas tradiciones. La Bota de Calafell ha recopilado imágenes, anécdotas y recuerdos. La pandemia ha condicionado la recuperación este año del Corpus, para lo que habían preparado damascos con la imagen de la Custodia de Calafell, que data de 1696.

«Además de rescatar las tradiciones, el objetivo es volver a fortalecer los lazos entre los vecinos, que haya una implicación con el municipio». Una manera de evitar la despersonalización que trae el crecimiento desmedido y de implicar con la localidad a los que llegan.

Diferentes entidades

Para la recuperación de esa cultura popular y tradicional, los miembros de La Bota, que proceden de diferentes entidades culturales, han preguntado a aquellos vecinos que hace décadas las vivieron. El párroco ha participado activamente en la iniciativa. 

En este sentido también se busca dar a conocer los orígenes de las fiestas. Todavía hoy algunos vecinos confeccionan para Corpus esas pequeñas alfombras de flores en sus calles y colocan un minucioso altar. Unos gestos que deben ser el punto de partida para volverlos a sentir como comunidad y que se extiendan por todo el núcleo.

Temas

Comentarios

Lea También