Calafell también cortará la luz a los okupas conflictivos

Desde hace unos años ya se sellan los empalmes a la red de aguas

José M. Baselga

Whatsapp
Un corte de agua en Calafell.

Un corte de agua en Calafell.

Noticias relacionadas:

- Cortes reactivados

- A cara cubierta para evitar agresiones

Hace unos años que el Ayuntamiento de Calafell realiza cortes de agua en viviendas okupadas y que se han conectado de manera ilegal a la red.

El objetivo de esa intervención es dificultar las okupaciones. En todo caso los cortes son en viviendas que generan una conflictividad, donde se han encontrado plantaciones de marihuana o que incluso son para periodos vacacionales.

Algunos de los cortes de agua ya han permitido desalojar viviendas, pero ahora pretende darse un paso para intentar evitar las okupaciones conflictivas. Además de los cortes de agua, también habrá una coordinación con las compañías eléctricas para que sean de luz.

Dificultar

El Ayuntamiento señala que sin agua y sin luz debe dificultarse poder continuar en una vivienda okupada. El alcalde de Calafell, Ramon Ferré, señala que «en la inmensa mayoría de casos de conexión ilegal a la red de aguas, encontramos que también está pinchada la luz».

Corte de un emplame ilegal de luz.

Sin embargo, mientras que la red de agua es municipal y el Ayuntamiento puede intervenir realizando cortes, la eléctrica es privada y no se puede actuar de manera municipal. «Pero sí que informamos a las compañías», señala Ferré.

Celeridad
Las empresas, cuando reciben esa información de los consistorios suelen actuar con celeridad para sellar la conexión eléctrica.

Los cortes se realizan con vigilancia de la Policía Local para evitar que los técnicos puedan sufrir agresiones como ya se han producido en más de una intervención en diferentes localidades.

Un corte de agua en Calafell.

Incluso las compañías desplazan a técnicos de otros municipios para evitar que puedan ser reconocidos en las localidades donde se realizan los sellados. 

'No son bienvenidos'

El alcalde señala que los cortes de agua y luz trasmiten el mensaje de que «los okupas conflictivos no son bienvenidos en el municipio y no se lo vamos a poner fácil».

La intención de además de cortar el agua se hiciese con la luz ya se planteó pero la llegada de la pandemia paralizó las intervenciones. Ahora la con la recuperación de cierta normalidad pretenden reactivarse.
 

Temas

Comentarios

Lea También