Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell tiene identificados a los autores de los robos

La comarca quiere más mossos debido al incremento de la población y de la inseguridad

José M. Baselga

Whatsapp
La junta de seguridad celebrada en Calafell.

La junta de seguridad celebrada en Calafell.

El alcalde de Calafell, Ramon Ferré, explica que los autores de los últimos robos en el municipio están identificados. Ya hay un detenido y otras cinco personas «están en proceso de ser arrestadas». 

El detenido sería autor de cuatro de los siete últimos robos y que hay otra persona identificada como responsable de dos asaltos y que está pendiente de detención.  También estarían identificados los autores del asalto violento en el estanco de la Carrerada d’en Ralet. «Tenemos la matrícula del vehículo e imágenes de los autores. No creo que se tarde en detenerlos».

No obstante apunta que se han hecho identificaciones en los edificios que están totalmente okupados y los sospechosos de haber cometido esos asaltos, ya habrían dejado el municipio. «Los okupas que hay ahora no habrían cometido ninguno de los últimos delitos».

Las imáganes de las cámaras de seguridad han ayudado a las identificaciones.

El alcalde ha explicado la situación sobre las investigaciones y actuaciones policiales que se han  planteado en la junta de seguridad local celebrada este jueves con presencia de los diferentes cuerpos policiales. La reunión se había convocado de urgencia por la alarma social que ha generado la oleada de robos.

Más allá de las actuaciones de los últimos días, Ferré también comenzó a concretar las medidas que van a implantarse contra la okupación delictiva a la que el alcalde señala como responsable de los robos que han generado alarma. Ferré ya señaló que habría «acciones contundentes». Relata que los sospechosos estaban asentados en algunos pisos de inmuebles totalmente okupados.

Luz y agua
Explica que van a seguir los cortes en los empalmes ilegales de agua, de los que ya se han realizado unos 40, pero también se ha contactado con la compañía eléctrica para que tome la misma medida con la luz. Además se contactará con la propiedad de edificios que están totalmente okupados para que sean tapiados.

Para diversos robos los ladrones han roto a pedradas las vidrieras.


De momento ya se habrían realizado 40 cortes de empalmes de agua, principalmente en viviendas unifamiliares, pero también en un inmueble totalmente okupado. En otro edificio que está identificado en la misma situación no se ha podido hacer porque hay personas que están en el circuito de los Servicios Sociales. El Ayuntamiento ya dijo que actuaría contra la okupación delincuencial o de «caradura» como los que están en casas solo en periodos vacacioneles.

Más okupaciones
El alcalde explicó el incremento de okupaciones en el municipio. Si hace 2 años había detectadas 51 inmuebles, ahora superan el centenar. Explica que muchos han llegado del entorno de Barcelona y que deben tomarse medidas para evitar la sensación de que en Calafell es fácil la okupación.

Los vecinos han mantenido reuniones para reclamar medidas de seguridad.

En 2019 se han incrementado los actos delictivos. Ferré señala que en los anteriores cuatro se había reducido y que «la localidad está por debajo de la media de Catalunya». Señala que en los últimos días se ha recuperado la tranquilidad y que ha habido un incremento de patrullas de vigilancia de Policía Local y Mossos que los vecinos y comerciantes reclaman que se mantengan.

Más mossos

Después de unos años de crisis y de congelación institucional, todo apunta que los presupuestos de la Generalitat de este año y los tres siguientes contemplarán un incremento de agentes de mossos. La cifra para toda Catalunya en ese periodo podría llegar al millar de efectivos.

El Baix Penedès quierte más mossos en la comarca.

En la junta de seguridad local de Calafell participó del delegat de govern del Penedès, Pere Regull, que señaló que en esa distribución de nuevos agentes debe tenerse muy en cuenta al Baix Penedès por el crecimiento demográfico. Ahora sólo hay cuatro patrullas para un territorio tan extenso, diseminado y en claro crecimiento demográfico.

Crecimiento
El alcalde de Calafell, Ramon Ferré, explica que en 2018 llegarona Calafell 1.200 nuevos vecinos y en 2019 otro millar. Ahora en la localidad hay unos 25.000 empadronados, pero la realidad poblacional es de 35.000 residentes. Ello obliga a dotar a la comarca de más agentes de mossos.

Sin embargo, como destacó Pere Regull, de poco sirven los esfuerzos policiales si no se actualizan las leyes y la situación de colapso de la judicatura y de la Fiscalía. Además en una comarca donde los juzgados de El Vendrell son de los más colapsados del país.

En toda la comarca

Esa situación de falta de efectivos policiales en la comarca también la sufren otros municipios que en los últimos meses han sufrido oleadas de robos y asaltos como en Banyeres del Penedès o en La Bisbal. La inseguridad que sienten los vecinos ha motivado que en urbanizaciones como la del Priorat de La Bisbal planteasen crear patrullas ciudadanas de vigilancia. Una movilización que también debatieron en Calafell.

Llamar al 112 y denunciar es imprescindible.

Los Mossos desaconsejan esa reacción ciudadana ya que pone en peligro la integridad de los vecinos y además son los ciudadanos los que tienen las de perder.

112

Desde los cuerpos policiales señalan que es necesario llamar al 112 y presentar denuncias para quede constancia de la situación de cara a planificar despliegues, pero también para ayudar a las investigaciones y poder relacionar a los autores de robos y asaltos.

Una medida que apuntan como efectiva es la los grupos de Whatsapp como los que se han activado para poder avisarse en el caso de detectar movimientos extraños en sus núcleos de población. Pero en todo caso señalan que es imprescindible la denuncia en los Mossos d’Esquadra.
 

Temas

Comentarios

Lea También