Calafell y Cunit ceden terrenos para nuevos institutos

El incremento de población y de matrícula viva tensiona la capacidad de los centros educativos

José M. Baselga

Whatsapp
Un nuevo instituto ayudaría a descongestionar el Camí de mar.

Un nuevo instituto ayudaría a descongestionar el Camí de mar.

En los últimos tres años Calafell crece con mil nuevos habitantes anuales con lo que supone de demanda de plazas escolares que, además, son a lo largo de todo el curso. Esa matrícula viva condiciona la planificación en los colegios e institutos.

El Ayuntamiento busca terrenos para un nuevo instituto escuela que pretende para la zona de la playa. Según explica el consistorio, el departamento de Ensenyament de la Generalitat ha pedido la cesión de terrenos para hacer un nuevo centro educativo que pueda asumir el crecimiento demográfico.

El alcalde Ramon Ferré señala que  en poco tiempo los centros del municipio no podrán absorber esa demanda. «Puede que ya el próximo curso habrá dificultades para atender a la demanda».

Instituto escuela
El modelo de centro que se plantea es el del instituto escuela como los que ya están funcionando en diferentes municipios y que  acogen enseñanza de primaria y secundaria en un mismo equipamiento. Con este modelo se da respuesta a la necesidad de aulas para acoger a los alumnos del baby boom de 2006 sin  construir nuevos centros porque en unos años habrá un descenso de las necesidades.

Pero hay localidades donde los equipamientos existentes no se pueden adaptar y deben levantarse nuevos. Es el caso de Calafell.  El objetivo sería ubicarlo en el núcleo de la playa ya que no hay ningún centro educativo en esa zona. 

Descongestionar
Permitiría descongestionar el instituto Camí de Mar, que está al límite de su capacidad, y estaría vinculado a la escuela Vilamar de Segur que facilitaría aliviar los colegios Mossèn Cinto y la Ginesta. La escuela Vilamar acoge ahora a alumnos de los núcleos de la playa  y de Segur.

En la necesidad de crear plazas en los centros educativos, el Ayuntamiento también ha pedido a Ensenyament la ampliación del instituto La Talaia de Segur de Calafell. En este caso hay terreno suficiente. De las tres y cuatro líneas actuales en algunos cursos debería pasarse a cinco líneas.

El instituto de Cunit.

La situación de falta de plazas es similar en Cunit. En este sentido el Ayuntamiento ha aprobado la desafectación de un terreno para cederlo como bien patrimonial a favor de la Generalitat para la construcción de un instituto de secundaria. La finca de 9.023 m2 está entre las calles Mar Cantàbric y Mar de Bèring.

La matrícula viva es una situación que afecta a los centros del Baix Penedès desde hace años. En Cunit durante el curso 2017-2018 ya hubo una matrícula viva positiva de 53 alumnos (34 en primaria y 19 en secundaria). Y esa tendencia se mantiene.

Según datos de 2017 del Institut d’Estadística de Catalunya (Idescat), el Baix Penedès fue la comarca con la tasa más alta de migración neta. Entre los diez municipios que tuvieron mayores saldos migratorios positivos, están El Vendrell (4º lugar), Cunit (6º) y Calafell (8º).  La previsión es que el incremento demográfico en secundaria siga hasta los años 2023-2024.

Electoral

En la comarca recuerdan que la situación se arrastra desde hace años sin que hasta ahora se hayan realizado las inversiones necesarias en equipamientos educativos. Por eso se teme que ahora la solicitud de terrenos anunciando institutos esté enmarcada en una estrategia electoral por las elecciones autonómicas.

La necesidad de plazas escolares en el Baix Penedès puede crecer en los años inmediatos, por lo que se necesita ganar espacios en los actuales equipamientos o hacer nuevos. 


La previsión es que el Baix Penedès siga teniendo una presión demográfica de familias expulsadas de Barcelona por los altos precios de la vivienda y se instalen en la que es tercera corona del área metropolitana. Parte de la nueva población que llega durante el curso y que procede del área metropolitana presenta además carencias de integración.

Los recursos pedagógicos también muestran límites que no permiten solucionar muchos de los problemas socioeducativos con especial necesidad, recién llegados o en las aulas de acogida.

Cohesión
La escuela debe ser uno de los principal elemento de cohesión social y de integración, pero requiere de los recursos necesarios o tiene el riesgo de  un incremento del absentismo escolar contra el que se lucha desde hace tiempo con resultados favorables.


En este sentido es necesaria una previsión de necesidades que trascienda más allá de los datos censales. El alcalde de El Vendrell, Kenneth Martínez señala que en comarcas como el Baix Penedès los criterios de planificación educativa deben ser diferentes de los basado en envejecimiento y nacimientos.

En la capital del Baix Penedès el anterior colegio Teresina Martorell (ahora Àngel de Tobies) ya se ha adaptado como instituto escuela. Y también lo será el colegio de Coma-ruga, lo que debe permitir unos años de holgura.

La situación de falta de centros hace que la comarca no pueda desarrollar proyectos educativos necesarios ante la situación de desempleo y necesidad de una reactivación. 
 

Cohesión
En la comarca señalan la necesidad de esa prioridad que va más allá de la integradora ya que también debe ayudar a reconducir una situación económica de desempleo con la concesión de ciclos formativos adaptados a las necesidades del  mercado y ayudar a la integración de la nueva población. 

Sin embargo se teme de las posibilidades económicas por parte de la administración para la construcción de nuevos institutos. De momento los municipios aseguran que podrán a disposición terrenos.


 

Temas

Comentarios

Lea También