Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell ya no vigila a los piratas

El origen y uso de la construcción ha sido durante décadas motivo de debate entre historiadores y arqueólogos

José M. Baselga

Whatsapp
Del Casalot del Viola apenas quedan tres paredes muy degradadas.  Foto: Joan Santacana

Del Casalot del Viola apenas quedan tres paredes muy degradadas. Foto: Joan Santacana

¿Cuál era el origen de esa construcción que hay sobre el torrente de Mas d’en Vives de Calafell y que está en ruinas? Apenas visible desde la costa ¿cuál era su función? Y sobre todo. ¿Por qué ha llegado a ese estado de abandono?

El origen y el uso del Casalot del Viola de Calafell ha generado durante décadas debates y teorías. Un último estudio del catedrático de historia de la Universitat de Barcelona, Joan Santacana, atribuye a la construcción un uso que lo convertiría en casi único, por estar todavía en parte en pie, en la costa catalana.

Militar

Santacana defiende que el Casalot del Viola tuvo un uso militar y de defensa ante las incursiones piratas que eran muy habituales en la época y que procedían de Argelia. Los municipios costeros levantaron ese tipo de estructuras para vigilar las incursiones piratas.

El Casalot del Viola estaría en ese sentido relacionado con la torre de la Atalaia, en lo alto de la montaña del Comú y hoy totalmente derrumbada, pero que era un privilegiado puesto de vigilancia de toda la costa.

¿Columbario?

La conclusión de Santacana llega tras años de teorías para el Casalot. El historiador de Vilanova Albert Virella, (1915-2000) apuntó en los años sesenta que la construcción había sido un columbario para enterramientos en la época de los romanos. La hipótesis se basaba en los silos excavados en las rocas.

Años después, Manuel Berge Soriano, que fue director del Museu d’ Arqueologia de Tarragona descartó ese origen romano y dio a la torre una procedencia medieval. También con una finalidad de enterramiento, pero medieval, ya que era muy parecido a otros del Penedès.

¿Medieval?

Ese planteamiento lo precisó después el investigador Miquel Barceló apuntando la época medieval pero con un origen árabe. Faltaba sin embargo encontrar restos arqueológicos andalusís.

Un equipo de investigadores de la historia de Calafell, entre los que estaba el propio Santacana, ‘modernizó’ la construcción y la situó en el contexto de la Guerra dels Segadors (1640-1659).

Por razones históricas y de situación. Y porque todos los restos encontrados en superficie eran de esta época y ninguno medieval. En los libros de visitas de los rectores de Calafell del siglo XVII ya lo definen como una masía abandonada.

Controlar

El último estudio de Santacana señala que la construcción tendría un papel clave en la defensa de las incursiones piratas ya que estaba oculta desde el mar y controlaba el camino del torrente por donde tenía que pasar todo el que se dirigiese al interior.

Estaba sobre el cauce de Mas d’ en Vives que era un paso estratégico , oculto desde la visual de la costa y a unos dos kilómetros del castillo de Calafell.

Por eso era una torre fortificada y con aspilleras para la defensa. También estaría conectada con la torre de la Atalaia en el Comú y con el castillo, donde se refugiaba la población durante los ataques piratas. Hace más de dos décadas que la Universitat de Barcelona propuso una intervención para su protección, pero nunca se llegó a realizar.

Temas

  • COSTA

Lea También