Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cambio de una pieza clave de la nuclear Vandellòs II para alargar su vida útil

El estator y el rotor son componentes principales del alternador, que permite convertir energía mecánica en eléctrica. Junto al cambio de vasija de la anterior recarga, el objetivo de ANAV es poder renovar la licencia de producción cuando termine la actual

Jordi Cabré

Whatsapp
La turbina de Vandellòs II. FOTO: ANAV

La turbina de Vandellòs II. FOTO: ANAV

La central nuclear Vandellòs II se conectó a la red eléctrica a las 22:09 horas del pasado 20 de julio, una vez finalizados los trabajos correspondientes a la 22ª Recarga de Combustible, dando paso a un nuevo ciclo de operación.

Más de un millar de trabajadores de diferentes perfiles y especialidades profesionales se han incorporado durante esta parada para realizar, junto al equipo humano de la central Vandellòs II, todas las actividades programadas. La duración de este proceso, sensiblemente más prolongado de lo habitual, se explica por la inclusión de trabajos de reparación y sustitución de componentes del sistema de refrigerante del reactor.

Si bien el proceso de recarga de combustible, que da nombre a la parada, ha consistido en la sustitución de algo más de un tercio de los elementos combustibles que conforman el núcleo del reactor para afrontar un nuevo ciclo de operación, durante esta parada se han realizado otras actividades de mantenimiento preventivo, correctivo e innovaciones tecnológicas que solo se pueden efectuar con la central parada.

Concretamente, se han incorporado 44 modificaciones de diseño físicas a la instalación y 18 sustituciones de componentes en previsión de la obsolescencia de sus materiales, enfocadas todas ellas a preparar a la central para que pueda continuar operando en las mejores condiciones y a largo plazo.

El estator del generador principal

La sustitución del estator del generador principal y de la excitatriz representa la actividad emblemática de esta Recarga de Combustible, al tratarse de un proyecto de gran complejidad técnica y logística que ha requerido la colaboración de diferentes unidades organizativas, tanto de Vandellòs II como de la central de Ascó, ambas pertenecientes a la misma sociedad (ANAV).

Tanto el estator como el rotor son componentes principales del alternador, la máquina que convierte la energía mecánica procedente de la turbina en energía eléctrica. El estator es una gran caja recubierta internamente por bobinas de cobre, mientras que el rotor es un eje macizo, también bobinado con cobre, que gira en el interior del estator. Al girar, el rotor actúa como un electroimán y produce corriente inducida en las bobinas de cobre del estator, generando fuerza electromotriz y proporcionando electricidad.

Seis días se tardó para trasladar la pieza desde Ascó a Vandellòs. FOTO: ANAV

La sustitución del estator obedece al análisis de la experiencia operativa internacional, que aconseja renovar este componente de manera preventiva para garantizar la fiabilidad del generador principal de cara a la operación a largo plazo

ANAV decidió trasladar a la central nuclear Vandellòs II el estator de reserva disponible en Ascó, mediante un transporte catalogado de excepcional entre ambas centrales que se prolongó durante seis días y para el que hubo que reforzar infraestructuras y determinados tramos debido al elevado peso y dimensiones del convoy, 650 toneladas y 5,73 metros de ancho.

A su llegada, este componente fue recalificado por personal especializado de la empresa General Electric a lo largo de varios meses. Este proceso consistió, entre otras actividades, en el rebobinado completo del interior de este componente con un nuevo diseño de las bobinas que incorpora mejoras sustanciales que permiten aumentar la potencia nominal de la máquina en más de un 7% y mejorar su eficiencia.

Finalmente, el estator fue trasladado desde la nave en la que se realizó la recalificación hasta su ubicación en el edificio de turbinas donde, una vez retirado el antiguo, se procedió a su montaje, ensamblaje y pruebas.

Para todo ello y sobre todo para mover las 460 toneladas que pesa el estator, se requirió la instalación temporal de una grúa específica con una capacidad de carga superior a las disponibles en el edificio.

Se trata de un proyecto en el que venía trabajando ANAV desde finales del año 2014. Al igual que el reciente cambio de la tapa de la vasija del reactor, la sustitución del estator del generador principal y de la excitatriz es una actividad que se realiza normalmente una única vez en la vida operativa de una central nuclear y que prepara a CN Vandellòs II para afrontar la operación a largo plazo en las mejores condiciones.

Temas

Comentarios

Lea También