Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cambrils: «El ‘top manta’ es una vergüenza, durante el verano no se puede ni pasar»

Los vecinos creen que con vigilancia privada disminuiría la venta ilegal 

Carmina Marsiñach

Whatsapp
Los manteros se instalan en la zona del Cap de Sant Pere de Cambrils. FOTO: Alba Mariné

Los manteros se instalan en la zona del Cap de Sant Pere de Cambrils. FOTO: Alba Mariné

El top manta lleva años instalado en la Costa Daurada durante la temporada turística. Acabar con la venta ambulante ilegal no es tarea fácil. La disuasión de los manteros con la presencia Policial no es suficiente porque en la mayoría de poblaciones faltan agentes. En el caso de Cambrils, los comerciantes han propuesto al Ayuntamiento que contraten a vigilantes privados para evitar que se instalen en la zona del paseo marítimo del Cap de Sant Pere. 

En el Vendrell hace dos años que decidieron optar por la vigilancia privada para reforzar el cuerpo de la Policía Local en el paseo marítimo de Coma-ruga. El objetivo es no dejar descubierta la presión contra los manteros cuando las patrullas de la Policía Local tengan que ser requeridas por una emergencia en otro punto del municipio. 

Desde el Ayuntamiento de El Vendrell hacen una valoración positiva de esta medida y aseguran que ha permitido disminuir la presencia de vendedores ilegales en el municipio. Probablemente este verano, se volverá a estudiar este mismo método. 

Indignación 

Los vecinos que viven alrededor de la zona del Cap de Sant Pere, justo en la frontera con Salou y Cambrils, creen que con los vigilantes privados no habría tantos manteros. Cabe recordar que el año pasado ocupaban casi un quilómetro del paseo. «Yo lo vería muy bien. Es una vergüenza. Esto es peor que el mercadillo de Bonavista. No se puede pasar ni caminar por las aceras», explica Carmen Rocafull, una vecina del lugar.

No comprar 

Rocafull señala que la gente se ve obligada a pasar por el carril bici. «Si vas en bicicleta es imposible pasar por allí. Tienes que bajar». También lamenta que no pueda ir con su marido que va en silla de ruedas por la falta de espacio. Considera que la gente no les tendría que comprar «porque hacen mucho daño a los comerciantes». Cree que parte del problema es que aquí «no se multa a los compradores (...) La gente compra y no pasa nada. Si nadie comprara, se acabaría el problema».

Francisca Marcos también lamenta que durante los meses de verano no se pueda «casi ni pasar». «Da muy mala imagen. Nosotros porque ya lo sabemos pero la gente que viene de fuera se espanta cuando ven tantos policías», explica. 

Pero también hay a quién los manteros no les suponen un problema. Es el caso de Melanie Luna y Jessica Luna. «Es verdad que cuesta pasar por el paseo pero a mí personalmente no me molestan mientras no hagan daño a nadie», apunta Melanie.  

Los ayuntamientos 

Según la Unió de Botiguers de Cambrils, el Ayuntamiento estudiará ahora la propuesta de la vigilancia privada. 

Desde el Ayuntamiento de Salou explican que en el municipio la práctica del ‘top manta’ es «residual» pero apuntan que se trabaja durante todo el año y se realizan campañas de concienciación para evitar que los visitantes compren en el top manta. 

El Ayuntamiento de Vila-seca también trabaja con previsión para disminuir el top manta en La Pineda. Durante la temporada de verano se llevarán a cabo patrullas mixtas de la Policía Local y Mossos d’Esquadra, una dispositivo similar al de los últimos años, a parte del control de la Policia Local a pide de playa con la puesta en marcha de los agentes de playa desde junio a septiembre. Una patrulla también vigilará el paseo marítimo. Desde el consistorio consideran que esta venta ilegal en el municipio está muy concentrada y de momento, no se plantea la vigilancia privada. 

Temas

Comentarios