Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cambrils, Vila-seca y El Vendrell aún no han regulado el uso del patinete eléctrico

Los municipios están a la espera de una normativa estatal que unifique criterios. Salou y Tarragona son las dos únicas ciudades de la costa que sí cuentan con un reglamento

Diari de Tarragona

Whatsapp
Cambrils, Vila-seca y El Vendrell aún no han regulado el uso del patinete eléctrico

Cambrils, Vila-seca y El Vendrell aún no han regulado el uso del patinete eléctrico

Cada vez son más los patinetes eléctricos que se ven por la Costa Daurada. En las principales ciudades costaneras deben compartir los paseos marítimos con vecinos y turistas, bicicletas, patinadores, runners o bien coches. Pero, ¿por dónde deben circular? No está del todo claro. El principal problema es que no hay una normativa sobre patinetes eléctricos a nivel estatal. Por el momento están siendo los Ayuntamientos los que lo regulan su movilidad con diferentes criterios. Una situación que está confundiendo a los usuarios. Cambrils, Vila-seca y El Vendrell aún no tienen ninguna regulación al respecto, en cambio Salou y Tarragona, sí.

En 2010, el Ayuntamiento de Salou aprobó una modificación de la ordenanza municipal de la regulación del tráfico en las vías públicas del municipio. Su artículo 112 hace referencia a la circulación de bicicletas, monopatines y vehículos análogos (patinetes eléctricos incluidos). Según dicho artículo, los patinetes eléctricos tendrán que circular preferentemente por el carril bici en Salou y sólo lo podrán hacerlo a la velocidad máxima de 10 km/h (velocidad de paso de una persona).

Las sanciones 
El carril bici cuenta con tramos que van por la acera y otros por la calzada, aunque en ambos casos están señalizados a lo largo de sus 13,5 kilómetros en el municipio. Por tanto, está prohibido y no podrán circular en ningún caso por las aceras ni por las calzadas que no estén sobre el carril bici. El mismo artículo también hace referencia a los efectos sancionadores, según los cuales circular por una acera que esté dentro del carril bici y a más de 10 km/h supone una sanción de 60 euros. La normativa aún va más allá cuando hace referencia a la conducción negligente y temeraria con este tipo de vehículos. Se considera negligente ir haciendo zig-zags entre los viandantes. Temeraria supondría conducir por la acera, carril bici o calzada poniendo en peligro a los viandantes o a la seguridad viaria. También se sanciona por conducir en dirección contraria (en las calzadas). En estos tres últimos casos, las sanciones alcanzan los 200 euros.

Donde también se ha visto una proliferación de los llamados Vehículos de Movilidad Personal (VMP) es en Cambrils, donde en los últimos días se han detectado a varios usuarios que pasean tanto por la zona de la playa como por las calles del pueblo, algunos de ellos a gran velocidad. Fuentes del consistorio recuerdan que, por el momento, solo Tarragona, Barcelona y Madrid han regulado el uso del patinete eléctrico y que hay muchos ayuntamientos, el cambrilense incluido, que están esperando una regulación estatal por parte del Ministerio del Interior y la DGT.

«El Ayuntamiento no tienen ninguna ordenanza de tráfico. Únicamente tiene una ordenanza reguladora de régimen de parada y estacionamiento, retirada e inmovilización de vehículos y vados. Los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia de tráfico de la Policía Local aplica la Ley de Circulación de vehículos de motor y seguridad viaria y sus reglamentos generales», señalan las fuentes consultadas.

El consistorio pone como ejemplo la normativa de Barcelona, ciudad pionera en regular este tipo de vehículos, que permite el uso de los VMP por zonas peatonales sin superar los 10-20 km/h y también pueden circular por el carril bici, calles de plataforma única o las calles que están delimitadas a 30 km/h. Asimismo se prohibe la circulación a los menos de 16 años y es obligatorio el seguro.

En Vila-seca han optado una postura similar a la de Cambrils en relación a los patinetes eléctricos. Desde el área de Governació señalan que el uso de los patinetes eléctricos aún no es muy extendido en el municipio y se está a la espera de ver cómo preparan las ordenanzas municipales a las grandes poblaciones.

En el Vendrell por el momento tampoco tienen ninguna legislación sobre este tipo de vehículos.

Calafell redacta una normativa
En Calafell tienen redactado un borrador de ordenanza que aún no ha sido aprobado por el pleno municipal. Hasta ahora la normativa municipal de movilidad, que establece normas para las bicicletas, no incluía a los patinetes que ya proliferan en muchas ciudades.
Los patinetes eléctricos y los ciclos de más de dos ruedas sólo podrán ir por aceras de más de 5 metros. En el caso de que haya carril bici anexo deberán ir por este. También se podrá circular de las 22.00 a las siete de la mañana. Básicamente los vehículos de movilidad reducida tienen los mismos condicionantes que las bicicletas al ir por aceras y zonas peatonales. Pero la exigencia de la anchura de la acera hace que en Calafell los patinetes queden relegados a la calzada.

Casco de forma obligada
También podrán ir por las calles peatonales y las limitadas a 20 km/h siempre que sean de plataforma única. En el caso de aceras permitidas para su paso la velocidad máxima deberá ser de 10 km/h.

La normativa incluye obligaciones como la de llevar casco y disponer de seguro para determinados vehículos. Los menores de 12 años, acompañados de un adulto, podrán ir por aceras y zonas de peatones con patines, patinetes, monopatines, triciclos, bicicletas y similares sin superar los 10 km/h. La edad mínima para llevar vehículos de movilidad personal es de 16 años. Pero de momento aún no ha entrado en vigor.

Tarragona ha sido también de las primeras ciudades en regular los MVP.  La concejalía de Mobilitat aprobó en diciembre del año pasado una modificación en la Ordenança General de Convivència i Ús dels Espais Públics, para clarificar algunos aspectos que no acababan de definirse sobre la utilización concreta de este medio.

Los patinetes eléctricos, como las bicicletas y los monopatines, únicamente pueden circular por las áreas reservadas a los peatones respetando la prioridad de paso de estos y adecuando su velocidad a la del paso de una persona. Se sanciona circular por la acera a una velocidad superior a los seis kilómetros por hora, incumplir la obligación de ir por la derecha de la calzada  o conducir el patinete con auriculares.

Llevar uno de estos dispositivos eléctricos sin disponer de timbre o sistema adecuado de freno será también objeto de sanción. Asimismo, también se prohibe a los patinetes eléctricos llevar a pasajeros y no respetar la normativa en materia de tráfico, como cualquier bicicleta. Tienen que llevar luces adecuadas para que sean visibles. 
Incumplir la normativa puede conllevar multas de hasta 200 euros. 

Temas

Comentarios

Lea También