Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cambrils da un paso más para frenar el mal olor de la depuradora

El Consell Comarcal del Baix Camp adjudicó la redacción de un proyecto de redimensión de la infraestructura municipal a instancias de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA)

Jordi Sans Sugrañes

Whatsapp
Las instalaciones de la depuradora de Cambrils están situadas al norte de la ciudad, justo al inicio de la carretera de Misericòrdia. Foto: alba mariné

Las instalaciones de la depuradora de Cambrils están situadas al norte de la ciudad, justo al inicio de la carretera de Misericòrdia. Foto: alba mariné

El Consell Comarcal del Baix Camp ha licitado la redacción del proyecto para la ampliación de la estación depuradora de Cambrils después de que la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) pidiera al ente supramunicipal celeridad para proveer al municipio de la Costa Daurada de unas instalaciones adecuadas a sus volumen de población y a las necesidades actuales.

Este paso coincide con el inicio de la temporada alta y ante la necesidad de evitar que la actividad de la depuradora pueda crear conflicto con los visitantes en los barrios de poniente de Cambrils. Por suerte, el año pasado los malos olores quedaron contenidos y este año se prevé mejorar este sistema de seguridad.

La fecha de finalización de la preparación del proyecto está prevista en torno a los primeros 15 días del mes de octubre y en caso de que la empresa no pueda concluir las tareas dentro del plazo marcado se ampliará el tiempo cuatro meses a partir de la firma del archivo.

La luz verde llega después de distintos episodios de polémica entre los vecinos cambrilenses que estaban molestos por los malos olores que generaba una estructura que estaba saturada según los vecinos que reclamaban una ampliación desde hacía varios años. 

El colectivo vecinal argumentaba, junto a la Federació d’Empresaris de Cambrils (Fecam), que la época de crisis ya había terminado para la ACA y que esta ya podía reanudar los obras de ampliación. Por su parte, la ACA había defendido que el equipamiento estaba bien preparado y que el mal olor no estaba relacionado con las dimensiones de la depuradora.

La estación depuradora de aguas residuales de Cambrils se construyó con una capacidad máxima de 25.000 metros cúbicos por día. La cifra que jamás se ha alcanzado, llegando en 2015 a máximos de 22.000 metros cúbicos por día.

Según el presidente de la empresa mixta Comaigua, que gestiona la depuradora, Eduard Pellicer, la presentación de este nuevo proyecto tiene que servir para encontrar una solución y el origen de estos malos olores. El proceso contará con el acompañamiento de los vecinos, que mantendrán reuniones periódicas con el gobierno municipal para dar su opinión al respecto.

El proyecto ha quedado en manos de la empresa Dopec SL por un valor de 33.750 euros después de ganar el concurso al que se presentaron cinco empresas más. 

Las medidas provisionales de 2016 permitieron un verano sin quejas del equipamiento

Entre las funciones que debe cumplir el documento firmado están la ampliación de capacidad de aireación del reactor biológico así como un estudio de los diferentes puntos de la superficie de la Edar que puedan reducir el impacto ambiental generado hasta ahora y una ampliación a la deshidratación, el almacenamiento de fangos o bien al pozo de recepción de cisternas.

Esta iniciativa, igualmente, irá seguida de unas obras complementarias que tendrán la misión de subsanar la emisión de los residuos generados y poner fin de una vez por todas al episodio que enfrenta a vecinos, ayuntamiento y ACA.

Temas

Comentarios

Lea También