Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cambrils mejora el aspecto de sus playas para la temporada turística

El municipio, que ha revalidado sus cuatro Banderas Azules, estrena nuevos servicios y talleres familiares

CRISTINA SIERRA

Whatsapp
La alcaldesa y los concejales, acompañados de socorristas, agentes y personal de limpieza, posaron con la bandera. FOTO: FABIÁN ACIDRES

La alcaldesa y los concejales, acompañados de socorristas, agentes y personal de limpieza, posaron con la bandera. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El Ayuntamiento de Cambrils está trabajando esta semana en mejorar algunas de sus playas tras las tormentas del pasado fin de semana. Las lluvias y el fuerte oleaje provocaron que zonas como la Llosa o la desembocadura de la riera de Alforja se quedaran con la mitad de la arena, motivo por el cual desde el área de Serveis y la empresa municipal Ingesol han decidido reponer arena con el objetivo de mejorar visiblemente el aspecto de las playas en plena temporada turística.

El concejal de Serveis, Lluís Abella, explicaba ayer al Diari que estas faenas se han centrado en la playa de la desembocadura de la riera de Alforja, el tramo que está junto al paseo de las Palmeras. Este punto era el que había quedado más afectado por el temporal y era necesario actuar con urgencia para mejorar la tierra. «Tenemos que tener las playas en las mejores condiciones. Son nuestra carta de presentación», afirmaba el edil, que añadió que los trabajos se extenderían a otras zonas si se detectaba que no están en estado óptimo. 

Fuentes municipales señalaron que justo este punto ubicado al lado del puerto cambrilense ya contaba con poca arena, puesto que la aportación que se hizo antes de Semana Santa era insuficiente. Según las fuentes, cada año desde el Estado se han hecho reposiciones de arena pero este año no se han llegado a hacer.  

Asimismo desde el consistorio apuntaban que en abril ya se hizo una primera intervención en la playa del Regueral y en el resto de playas que tienen zonas hoteleras delante, así como en la zona de la Ardiaca. Por el otro lado, antes del inicio de la temporada se adaptaron todas las playas para dejarlas completamente listas para los meses de verano. El acondicionamiento fue la puesta a punto de la arena para eliminar irregularidades y se dejó la inclinación correcta para el uso de bañistas, así como para poder instalar las pasarelas de acceso. 

4 Banderas Azules

Los trabajos se han llevado a cabo justo en la semana en la que se ha hecho la izada de la Bandera Azul, la distinción que garantiza, valora y premia los municipios que realizan una buena gestión ambiental y tienen en cuenta la seguridad, instalaciones, prestaciones de servicios y educación ambiental en las playas, así como una calidad del agua excelente. Este año el municipio ha revalidado las cuatro banderas en las playas de La Llosa-La Ardiaca, Vilafortuny-l’Esquirol, Cavet i Prat d’en Forés-Regueral.
Precisamente fue en esta última donde se celebró ayer este acto simbólico en el que estuvieron presentes la alcaldesa, Camí Mendoza, la concejal de Turisme, Marta Borràs, y el concejal de Serveis, que estuvieron acompañados de agentes de la Policía Local, personal de limpieza de Ingesol y socorristas.  

Se está reponiendo arena en las playas más afectadas por las lluvias de este fin de semana

La alcaldesa destacó los 9 kilómetros de costa del municipio y puso en valor el trabajo «intenso» que se hace desde el área de Serveis para tener unas playas limpias y en buen estado que capten la atención de los turistas que visitan cada temporada la localidad costera. Por su parte, Borràs desveló algunas novedades que ofrece la playa del Regueral este verano, como el nuevo miniclub para niños de 4 a 10 años que se ha instalado junto al centro de coordinación de socorrismo de la playa. Asimismo se ha ampliado la pasarela para las personas con movilidad reducida, se han instalado dos pozos drenantes en la zona de las duchas y se ha mejorado el suelo de la zona deportiva. 

Lluís Abella añadió que se han impulsado unos talleres de medio ambiente y seguridad para concienciar a los bañistas sobre los residuos que se lanzan en la playa y el respeto hacia el entorno marino. Asimismo se realizarán unos cursos de reanimación cardiopulmonar y de ponerse en la piel de un socorrista. Las actividades, que se engloban en el programa La Mar de salades, son gratuitas y se dirigen a toda la familia. 

En la presentación también se destacó el servicio de socorrismo, que este año cuenta con 29 socorristas y 18 puntos de vigilancia y que funcionará hasta el próximo 30 de septiembre.  

Temas

Comentarios

Lea También