Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cambrils: rompen la cristalera de un bar con una rejilla y se llevan la caja

El autor o autores usaron una tapa de pluviales para romper el cristal, entrar en el local de la calle Pau Casals y llevarse bajo el brazo la caja registradora, con algo de cambio

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo de Cal Bafa. FOTO: Google

Imagen de archivo de Cal Bafa. FOTO: Google

Poco después de las dos de la madrugada de este jueves, la alarma de Cal Bafa, un bar situado en el número 32 de la calle Pau Casals de Cambrils, en pleno barrio del port, se activó. 

La empresa que gestiona la alarma puso en alerta a los Mossos d'Esquadra, a la Policía Local de Cambrils y a los propietarios de este negocio, con seis años de vida.

La imagen gráfica al llegar al lugar fue suficientemente descriptiva para saber qué había ocurrido minutos antes: cristalera rota, ausencia de la caja registradora y algo pesado (en este caso una rejilla de hierro) para poder hacer añicos el cristal. El bar había cerrado horas antes y no había nadie en su interior.

El aviso de la central de alarmas entró poco antes de las 2.45 horas y cuando llegaron las partes, ya no había ni rastro del ladrón o ladrones. La empresa de seguridad instaló cámaras, por lo que el visionado de las mismas podría arrojar una primera pista de los autores de este robo con fuerza.

Según ha podido saber el Diari, el autor o autores se llevaron la caja registradora, con algo de cambio que había en su interior. Fuentes del negocio hablan de cantidades muy bajas, y seguro que sale más caro reparar la cristalera rota.

En los trozos que aún se aguantaron en el marco del ventanal se localizó un rastro de sangre, probablemente del autor del delito que no calculó bien el entrar y el salir y rozó con los fragmentos afilados que había dejado tras romper la cristalera.

En el interior del local se encontró la rejilla metálica, que después de realizar la inspección ocular se observó que se había sacado de una calle próxima a esta cafetería del barrio del port de la villa marinera. 

Temas

Comentarios