Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Camí Mendoza repite alcaldía en Cambrils con «cor i seny»

La republicana encara su segundo mandato consecutivo con los votos de ERC, Junts per Cambrils y el Nou Moviment Ciutadà

Cristina Sierra

Whatsapp
Foto: Cristina Sierra

Foto: Cristina Sierra

Camí Mendoza es la primera mujer alcaldesa en revalidar la alcaldía de Cambrils. Así lo recordó la protagonista del día durante el pleno de constitución del nuevo ayuntamiento. La expectación en la sala era máxima minutos antes de las doce del mediodía. Familiares, amigos, ciudadanos y prensa no quisieron perderse el acto que transcurrió sin sorpresas y con un pequeño susto por parte de una agente de la Policía Local, que se desmayó durante la votación de los candidatos. 

Los 21 concejales ocuparon sus sillas con nervios y emoción, sobre todo, por parte de las siete caras nuevas que ya forman parte del mandato 2019-2023. Los tres grupos del gobierno: ERC, con 6 ediles; Junts per Cambrils y Nou Moviment Ciutadà (NMC), ambos con tres, se sentaron en la parte central de la mesa. Los laterales fueron ocupados por los partidos de la oposición: Ciutadans (4 ediles) y PP (1) se ubicaron en la parte izquierda, mientras que los cuatro ediles socialistas estuvieron en la derecha. Cabe destacar que de la formación naranja estuvo presente Yolanda Burgos, la número 5 de la lista que sustituye a María Muñiz, número dos, que esta semana apuntó que renunciaba al acta de concejal por «motivos personales». 

Las concejalas Cinta Ballesté (ERC) y Natalia Pleguezuelos (NMC), ayudadas por el secretario del consistorio Josep M. Valls, fueron las maestras de ceremonia en el procedimiento de jurar o prometer el cargo de regidor. La mayoría lo prometió y tres lo juraron. También fue llamativa la expresión de los seis miembros republicanos, que añadieron «por imperativo legal sin renunciar a la república catalana», a excepción de Mendoza, que la cambió por «hasta conseguir la república catalana». 

Acto seguido se procedió a votar a las cuatro personas que optaban a la alcaldía: Camí Mendoza, Ana López (PSC), Juan Carlos Romera (Cs) y David Chatelain (PP). El resultado fue el esperado. La republicana se proclamó de nuevo alcaldesa del municipio con mayoría absoluta, 12 votos a favor de sus compañeros de partido y los de JuntsxC y el NMC. López y Romera obtuvieron cuatro votos cada uno y Chatelain, uno.

Declaración de intenciones

Tras la entrega de la vara a Mendoza, los portavoces de los seis grupos representados pronunciaron sus discursos. David Chatelain criticó la gestión del pasado mandato que «ha dejado una ciudad sucia e insegura». El concejal acabó deseando «toda la suerte del mundo al equipo de gobierno porque no duden que les hará falta». 

Los compañeros de viaje de la alcaldesa, Oliver Klein (NMC) y Lluís Abella (JuntsxC) destacaron la buena sintonía entre los tres partidos para firmar el pacto que se oficializó el 28 de mayo. «Seremos un solo gobierno», afirmó el portavoz del NMC. Por su parte el líder convergente repasó algunos de los proyectos que han completado con éxito en estos cuatro años de gobierno con ERC y destacó que gobernarán con «rigor y responsabilidad». 

La socialista Ana López dirigió un mensaje de apoyo al gobierno: «cuenten con nuestra leal colaboración siempre y cuando no se desvíen», apuntó en referencia a la cuestión catalana. Juan Carlos Romera (Cs) siguió la línea de Chatelain y manifestó que quiere liderar una oposición «constructiva, responsable, firme y exigente».  Por último Alejandro García (ERC) agradeció la confianza de los cambrilenses por convertir al partido en la fuerza más votada y también tuvo un recuerdo para los presos políticos y exiliados. 

Mendoza cerró el acto con sus primeras palabras como alcaldesa. La política aseguró que encara el mandato con «más fuerzas que nunca» y aseguro que su marca de identidad será el «cor i el seny». La republicana añadió: «haré todo lo que esté en mis manos para que mediante el diálogo ayudemos a construir el país que necesitamos y queremos». Un discurso que finalizó con un «¡visca Cambrils i visca Catalunya!». 
 

Temas

Comentarios

Lea También