Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cárcel para un violador que agredió a un niño en los lavabos de un hotel

La Audiencia Provincial ha condenado al agresor a seis años de prisión. La víctima tenía 12 años y era de Irlanda

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Cárcel para un violador que agredió a un niño en los lavabos de un hotel

Cárcel para un violador que agredió a un niño en los lavabos de un hotel

Un ciudadano británico que violó a un niño irlandés en los lavabos de uno de los hoteles de PortAventura ha sido condenado a seis años de prisión por un delito de agresión sexual.

Además, durante cinco años no podrá comunicarse ni acercarse a menos de 300 metros de la víctima, a la que tendrá que indemnizar con 15.000 euros por los daños morales y 180 por las lesiones. Además, estará cinco años en libertad vigilada, durante los cuales tendrá que participar en un programa de educación sexual. El fiscal pedía 15 años de cárcel. La defensa ya ha anunciado que presentará un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

El condenado, que cuando ocurrieron los hechos tenía 23 años, accedió a los lavabos situados en las proximidades de la recepción del Hotel El Paso, donde se encontraba el menor, quien estaba hospedado en dicho establecimiento, pasando unos días de vacaciones junto a sus padres y hermano, quienes le estaban esperando en el bar del hotel.

La puerta con pestillo

En el momento en que el menor salía de uno de los lavabos con puerta individual, el acusado se dirigió a él, lo agarró fuertemente por la mano y muñeca y lo metió al interior del lavabo, cerrando la puerta con pestillo.

El encausado se bajó los pantalones, se arrodillo y agredió sexualmente al menor, en contra de su voluntad. El adolescente logró finalmente liberarse de su agresor y huyó del lavabo.

El menor ha tenido que estar en tratamiento psicológico. Los dos primeros años después de los hechos estuvo en tratamiento intensivo, primero con un psiquiatra, al que acudía una vez al mes y se medicaba. Después estuvo un año de parón y tuvo que volver al psicólogo, hasta que alcanzó la mayoría de edad. Actualmente no sigue tratamiento pero continúa medicándose.

Durante el juicio se vio la grabación de la declaración que hizo el menor en su día. Describió «de forma pormenorizada cuándo sucedieron los hechos, en qué consistieron, en qué lugar, quien fue la persona que cometió los hechos». Pero además del nombre indicó la ropa que llevaba puesta –tanto los pantalones como la camiseta–. Narró también fisonomía, altura y características singulares del agresor.

El padre del menor declaró que cuando el joven salió el lavabo le explicó lo sucedido. El progenitor, junto con el personal de seguridad, buscaron a la persona, a la que lograron alcanzar y trasladarla a la recepción, hasta que llegaron los Mossos.

Temas

Comentarios

Lea También