Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cáritas cierra el Centro de Distribución de Alimentos de El Vendrell

Las trabas burocráticas para recibir las subvenciones, entre los motivos que explica la entidad

Diari de Tarragona

Whatsapp
Cáritas cierra el Centro de Distribución de Alimentos de El Vendrell

Cáritas cierra el Centro de Distribución de Alimentos de El Vendrell

Cáritas de El Vendrell cerrará el Centro de Distribución de Alimentos que empezó a funcionar en 2013. El servicio está en la calle Trulls. El cierre será el 31 de diciembre.

El Centro de Distribución de Alimentos (CDA) funciona como una especie de supermercado. Los usuarios disponen de unos vales y con ellos escogen los productos de alimentación, higiene y otros que más puedan necesitar y que tienen unos precios simbólicos. Hasta ese momento la entidad entregaba lotes de productos, pero se optó por un sistema que cubriese mejor las necesidades reales de las familias.

En 2014 la entidad llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento para asumir también a las familias derivadas de los servicios sociales municipales, por lo que recibe una subvención.

El Centro de Distribución de Alimentos de Cáritas.

Pero Cáritas no puede mantener el servicio. Argumenta las trabas burocráticas para recibir la subvención. Por ello la entidad, con recursos limitados, debe adelantar el coste del alquiler del local, la electricidad o el sueldo de las dos administrativas que atienden y gestionan el servicio. El CDA ha llegado a atender a unas 300 familias al mes. 

Además de la saturación, están las cada vez más exigentes normativas sobre los alimentos que llegan del Fondo Español de Garía Agraria y que obligan a que los alimentos no se puedan entregar fuera de la fecha de consumo preferente.

Los Pastorets donaron una de las cámaras frigoríficas.

La situación hace que se acumulen muchos productos que no tienen tanta demanda. En ese caso se condicionan las entregas de alimentos ya que los alimentos llegan en tres fases, pero la siguiente no se entrega hasta que no está agotada la anterior. Y esos paquetes no tienen en cuenta la variedad de alimentos necesarios. Se adjudican kilos de productos, pero la entidad desconoce cuáles van a ser, por lo que no se pueden hacer previsiones.

Frescos
Otro problema son las exigencias para los productos frescos que Cáritas recibe de comercios y empresas.

Por ello ha optado por cesar el funcionamiento del Centro de Distribución de Alimentos. Ahora será el Ayuntamiento quien asuma la tarea que realizaba la entidad, aunque está por ver el sistema que empleará.

El CDA en El Vendrell.

Una de las posibilidades es que los usuarios dispongan de una tarjeta con la que poder comprar en comercios del municipio. El Ayuntamiento señala que ninguna familia se quedará sin la ayuda.

Por su parte Cáritas explica que reorientará su actividad central a programas de ayuda para la reinserción laboral, la formación o el acompañamiento a personas de la tercera edad. Cáritas explica que mantendrá una atención más individualizada a la que podrá añadir los 800 euros al mes que ahorrará en el alquiler del local.

Temas

Comentarios

Lea También