Más de Costa

Vila-seca diseña un carnet que permitirá a los vecinos viajar gratis en el autobús municipal

Otra de las mejoras ya aprobadas es la instalación de nuevas marquesinas y la colocación de un sistema tecnológico que avise del tiempo de espera del próximo vehículo a los pasajeros

Jordi Cabré

Whatsapp
Vila-seca cuenta con 29 paradas, 12 de ellas renovarán o tendrán marquesinas y un sistema de aviso para el bus municipal. FOTO: Fabián Acidres

Vila-seca cuenta con 29 paradas, 12 de ellas renovarán o tendrán marquesinas y un sistema de aviso para el bus municipal. FOTO: Fabián Acidres

Vila-seca aprobó recientemente las ordenanzas fiscales de 2022 y en ellas incorporó una tasa nueva que permitirá activar un carnet de ciudadanía con una serie de prestaciones para los vecinos a un coste simbólico (darse de alta será realmente el precio a pagar por el vecino). Esta tarjeta tendrá varias funciones  a medida que se vayan ofreciendo desde el consistorio, pero la primera que se quiere activar es la de viajar de forma gratuita en el autobús municipal que se puso en marcha el mes de julio de 2020.

El diseño de la nueva tarjeta se está perfilando a lo largo de estas semanas y se quiere presentar, si es posible, antes de fin de año y activar en los primeros compases de 2022. El alcalde de Vila-seca, Pere Segura, explica que «queremos mejorar el confort de este transporte público y fidelizar a los vecinos que lo usan». 

El carnet se obtendrá partiendo de unos requisitos mínimos y el primero de ellos es que el usuario esté empadronado en la ciudad. Tendrá un pago simbólico anual (la cantidad está por definir, pero asumirá el coste del propio documento) y se podrá utilizar para todos los viajes que se realicen en el autobús urbano, que a 30 de septiembre de este año ya había rozado los 47.000 usuarios desde su puesta en marcha 14 meses atrás.

Las cifras que maneja Vila-seca sobre la implantación del autobús permite apostar en las mejoras que se están llevando a cabo. Así, por ejemplo, en 2020 hubo un total de 14.107 viajeros de 1 de julio a 31 de diciembre y este año, con dos meses más desde 1 de enero a 30 de septiembre, la cifra es de 32.717 usuarios, cifras oficiales que avalan la necesidad de un transporte público que conecte los tres núcleos de población de Vila-seca.

Las personas que estén empadronadas podrán solicitar esta tarjeta, que tendrá otras prestaciones

La creación de un carnet de ciudadanía no será la única novedad que tendrá el autobús urbano de Vila-seca a corto plazo. En septiembre, en una de las juntas de gobierno local, se acordó aprobar la memoria valorada para la instalación de nuevas marquesinas y un panel informativo del tiempo que faltaba para el próximo autobús. El objetivo es que la licitación, adjudicación e inicio de obras esté en este último trimestre del año.

Actualmente, el autobús municipal tiene 29 paradas distribuidas entre los núcleos de La Plana, La Pineda y la propia Vila-seca. De estas paradas, 12 serán las que en esta primera fase se mejoren con una nueva marquesina y el sistema tecnológico que avisa del tiempo que queda hasta el próximo autobús.

Las otras 17 se renovarán en una o dos fases más, según las previsiones del consistorio. El presupuesto de salida de esta primera fase en las 12 paradas es de casi 265.000 euros (IVA incluido). El alcalde Segura explica que 11 paradas renovarán la actual marquesina y se incorporará este sistema tecnológico. La duodécima, que está en la calle Joaquim Costa de La Pineda (antigua urbanización Porta del Mar), se instalará marquesina y panel. Actualmente solo tiene un tótem informativo. 

Mejoras y reciclaje

Las 12 paradas escogidas en esta primera fase de mejoras del transporte urbano de Vila-seca son las que más usuarios utilizan en los tres núcleos de población. «Es una apuesta a la mejora del servicio, a la confortabilidad para los usuarios y a la exigencia de la puntualidad que debemos cumplir», argumenta el alcalde. De hecho, él mismo señala que la apuesta tecnológica podría ir más allá con una aplicación en el móvil que facilitará toda la información del transporte, incluido el tiempo de espera.

«Buscamos fidelizar a los usuarios y dotar las paradas de comodidad y tecnología», dice Pere Segura (alcalde de Vila-seca)

Respecto a las marquesinas que se extraigan (y que estén en buen estado) se reubicarán en otras paradas de la ciudad donde solo hay actualmente un tótem informativo. De esta forma se intentará reaprovechar al máximo todos los elementos que se renueven por otros, explica la memoria descriptiva del proyecto. En caso de rotura irreversible, se reciclarán. Lo mismo pasará tótem informativos de las paradas que tengan el panel tecnológico. Se trasladarán a otras paradas.

Respecto a los paneles de las marquesinas, estos solo tendrán en cuenta el recorrido del autobús municipal y no las otras líneas de bus que utilizan estas paradas para comunicar Vila-seca con otras ciudades del territorio.

Temas

Comentarios

Lea También