Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Carta de amor a Montoro y el cuento de Pulgarcito

Último pleno del año. El equipo de gobierno aprueba inicialmente los presupuestos para 2019 en una sesión con intervenciones vibrantes

CRISTINA SIERRA

Whatsapp
Un momento de la sesión plenaria de carácter extraordinario que se celebró ayer por la mañana en la sala de plenos. FOTO: PERE FERRÉ

Un momento de la sesión plenaria de carácter extraordinario que se celebró ayer por la mañana en la sala de plenos. FOTO: PERE FERRÉ

El pleno de Cambrils aprobó ayer inicialmente un presupuesto de 45,1 millones de euros para 2019, que sigue el objetivo del gobierno de priorizar las áreas de servicios a las personas y la recuperación económica. Para no perder la costumbre, la última sesión del año fue maratoniana. Cerca de seis horas de debate –cuatro solo para el punto económico- en las que se escucharon algunas intervenciones intensas que dejaron frases divertidas, irónicas e incluso regañinas a la oposición. 

La mañana empezó fuerte con el repaso de las diferentes partidas del presupuesto que hizo el concejal de Hacienda, Jaume Gila. En su exposición no podían faltar las palabras «prudencia y realista» para justificar el documento más importante del consistorio que incluye partidas que harán realidad proyectos como Ràdio Cambrils, la Oficina Local d’Habitatge o varios planes para dinamizar el comercio y la economía local. 

Tras esta intervención, fue el turno de la oposición que, como ya se esperaba, tildaron los presupuestos de «continuistas, electoralistas y de copia y pega». Eso sí, casi todos coincidieron en agradecer al gobierno la reunión que mantuvieron todos los concejales el lunes para hablar del documento y en la que pudieron aportar su opinión. Cinta Ballesté fue la primera en hablar de «ingresos inflados», una percepción que compartían sus compañeros tras ver que la partida del ICIO se había incrementado en 600.000 euros sin saber «cuántas obras se ejecutarán el año que viene». 

Tampoco podían faltar las reflexiones de carácter social de Ivan Sanz, de la Assemblea de Cambrils, que criticó la subida de 97.000 euros en la concejalía de Benestar Social y cuestionó que el gobierno haya centrado su mandato en pagar deuda. 

Más original fue David Chatelain, del PP, que nombró a un ministro de Mariano Rajoy para justificar el buen rumbo de rebaja del endeudamiento. «No he escuchado una carta de amor al señor Montoro que la que ha dirigido el concejal de Hacienda. Todas las virtudes no son responsabilidad de este gobierno, sino de la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012. Si hablamos de estos números es porque en el pasado mandato el estado español invirtió en Cambrils 15 millones de euros porque un tripartito dejó al consistorio al límite de la bancarrota», afirmó rotundo. 

Chatelain aprovechó su turno para recordar las cinco propuestas que hizo al gobierno para poder votar a favor del documento y que se basaban en solucionar el problema del polígono Belianes, la construcción de un nuevo pabellón en Vilafortuny, la mejora del alumbrado navideño y la rehabilitación de aceras y viales. Asimismo, pidió que no se adquiera la antigua bodega de la Cooperativa Agrícola y se renuncie al proyecto de Ràdio Cambrils. «Es una radio con un concepto del siglo XIX-XX, un modelo obsoleto (…) La radio y la tele nos costaban 600.000 euros, 100 millones de pesetas. Es el juguete más caro e innecesario que está planteando el gobierno», manifestó. 

Por su parte Imanol Rico, de Ciutadans, empezó su discurso como si leyera el libro de historia del mandato. «Señora Mendoza, usted pasará a la historia por ser el peor gobierno que ha tenido Cambrils», afirmó el portavoz, que añadió que los presupuestos eran «papel mojado porque no tienen credibilidad ni valor». Rico centró parte de su intervención en reprochar la lenta elaboración de la RLT, que en un principio se aprobará en los primeros meses del próximo año. «El ayuntamiento tiene una plantilla de 429 trabajadores y aún no tenemos RLT ni jefe de personal», apuntó. 

Nuevas subvenciones
Por último, Oliver Klein, del Nou Moviment Ciutadà, pidió que se busquen nuevas subvenciones para impulsar nuevas inversiones y anunció alegaciones sin detallarlas, un hecho que hizo que Mercè Dalmau le pidiera se «mojara» a la hora de explicar qué harían con el presupuesto. «Chatelain se ha mojado y ha dicho que no compraría el museo y no pondría en funcionamiento la radio. Pero usted habla de cosas pero no dice si está a favor o no, siempre hace lo mismo. Sea valiente y dígalo.

Es plenamente lícito que no estén de acuerdo con el presupuesto pero digan qué dejarían de hacer y cómo se deberían financiar sus propuestas», dijo la concejal de Turismo, que defendió con uñas y dientes el documento. «Se ha trabajado con convencimiento». Dalmau también hizo referencia al cuento de Rico, que lo adaptó al Pulgarcito. 

Su compañera Ana López apoyó el presupuesto «enfocado claramente hacia la mejora de vida de nuestros vecinos a través de servicios de calidad». La socialista defendió que hay «políticas nuevas y otras continuistas» y recordó que se han conseguido reducir 25 millones de euros de la deuda. En esta línea, Eduard Pellicer, ERC, afirmó que con este documento se hará de Cambrils «una ciudad agradable y acogedora». El punto se aprobó con 12 votos a favor -gobierno y Encarni Bello-, las 6 abstenciones de PP, ADC y los ediles no adscritos, y los 3 votos en contra de Cs y NMC. 

Temas

Comentarios

Lea También