Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cinco detenidos de Cambrils, Salou y TGN por secuestrar a un empresario

Los arrestados respondían a las órdenes de un familiar de la víctima y recibieron asesoría de un detective privado
Whatsapp
Una patrulla mixta de Mossos de'Esquadra y Policía Local, patrullando por las calles de Salou. Foto: DT

Una patrulla mixta de Mossos de'Esquadra y Policía Local, patrullando por las calles de Salou. Foto: DT

Los Mossos d’Esquadra han detenido a cuatro personas relacionadas con el secuestro de un empresario de Salou en octubre de 2013, dándose la circunstancia de que los arrestados respondían a las órdenes de un familiar de la víctima y recibieron asesoría de un detective privado, que también fue detenido posteriormente, informó ayer la policía catalana en un comunicado.

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el 9 de diciembre a cuatro personas de entre 33 y 57 años, nacionalidad española y argentina y vecinos de Cambrils, Salou y Tarragona, como presuntos autores del secuestro. Los hechos se remontan al 15 de octubre de 2013, cuando la víctima fue sorprendida en el parking de su domicilio, y los secuestradores le ataron y le encerraron en el maletero de un vehículo para trasladarlo hasta un piso cercano.

Una vez en el domicilio, los secuestradores contactaron con su hijo y le exigieron el pago de 350.000 euros, hecho que no se llevó a cabo, ya que contactaron rápidamente con los Mossos d’Esquadra, que activaron el protocolo de investigación por la zona.

El cautiverio duró una noche y un día, en que le sustrajeron una cadena de oro y un reloj de gran valor económico y lo tuvieron todo el rato con las manos atadas y una venda en los ojos. Después fue liberado en una zona boscosa cercana, ante lo que los investigadores sospecharon que la liberación tan espontánea fue fruto de la fuerte presión policial ejercida sobre el terreno, lo que se corroboró al cabo de un año, cuando se relacionó a un familiar de la víctima con el secuestro. Al tener el conocimiento en directo de los movimientos que estaban haciendo los Mossos y comprobar la capacidad operativa de los efectivos, el familiar creyó oportuno hablar con los secuestradores para abortar la operación, liberarlo automáticamente y deshacerse de todas las pruebas del delito.

La juez titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Tarragona decretó prisión sin fianza para tres de los detenidos y libertad con cargos para el cuarto. Posteriormente, el día 15, fue detenido el detective privado.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También