Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Costa

Cincuenta niños han podido comer este verano gracias a los casales de El Vendrell

El Ayuntamiento y la sociedad civil logran financiar las ayudas para que los pequeños puedan tener al menos una comida
Whatsapp

Cada semana unos 50 niños de El Vendrell de familias con problemas económicos han podido seguir una dieta equilibrada en los Casals de verano que el Ayuntamiento ha organizado junto a otras entidades en la escuela Àngels Garriga.

Es el tercer año de la iniciativa con la que el Consistorio y la sociedad civil permiten la ayuda alimentaria en las actividades veraniegas ya que al no haber curso escolar los niños no pueden ir al comedor de los colegios. Con la iniciativa pueden por lo menos tener garantizada una comida diaria.

La novedad de este año ha sido que los menús se han preparado en la misma escuela. En años anteriores la comida la preparaban restaurantes de la localidad, la policlínica o el Hotel Ra y personal de Cruz Roja lo recogía y distribuía en los casales de verano.

Andrea Alonso, coordinadora pedagógica de los Casals d’Estiu del Vendrell, señala que con el nuevo sistema «pueden ajustarse más los menús a las necesidades de los niños en cuanto a dietas y al número de usarios que hay en cada momento».

 

Sociedad civil

Destaca además la implicación de la sociedad civil. Este año un grupo de voluntarios de diferentes entidades y asociaciones como Càritas, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Misión Carismática, Cruz Roja y vecinos a título particular, han atendido y hecho de monitores en el comedor.

El concejal de Servicios Sociales de El Vendrell, Rafel Gosálvez, explica que el Ayuntamiento ha aportado 20.000 euros al proyecto de comedor «para poder becar a los niños que lo necesitan y para dar apoyo al servicio».

La iniciativa surgió hace dos años de la mano de la colla castellera Nens del Vendrell que a través del proyecto Fem Pinya inició una campaña para recoger fondos para becas comedor de los niños para que pudiesen quedarse a comer en el colegio el máximo de días posible.

Los casales están organizadospor el Esplai Zig-Zag y el Agrupament Escolta Tant com Puc, la Associació Trèvol en Coma-ruga y el Ayuntamiento. Por las actividades han pasado unos 180 niños a la semana.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También