Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cirque du Soleil empleará a 270 tarraconenses este verano

Para su espectáculo en PortAventura, prevé contratar a 120 personas del territorio para puestos de venta de entradas o acomodadores y a otras 150 para montar y desmontar la carpa
Whatsapp
Un número de acobracias del espectáculo ´Amaluna´, que está en Madrid desde el 6 de mayo hasta el 21 de junio. Foto: Cirque du Soleil

Un número de acobracias del espectáculo ´Amaluna´, que está en Madrid desde el 6 de mayo hasta el 21 de junio. Foto: Cirque du Soleil

Cirque du Soleil es una ONU a pequeña escala. En su espectáculo Amaluna, que llevará a PortAventura del 3 de julio al 23 de agosto, trabajan estadounidenses, canadienses, mongoles, ucranianos, británicos, suecos, belgas, franceses, daneses… y tarraconenses. La compañía de Montreal prevé contratar a 120 personas del territorio durante su paso por el resort de Salou y Vila-seca. Lo hará a través de una empresa de trabajo temporal para cubrir puestos de venta de entradas, palomitas y souvenirs, acomodadores, cocina o limpieza. Otras 150 personas de aquí se encargarán del montaje y del desmontaje de la carpa.

«En cada ciudad a la que vamos contratamos a personal autóctono para poder dirigirnos a los clientes en el idioma local», explica Frank Hanselman, director de la gira.

Amaluna es la producción número 33 de Cirque du Soleil. Empezó a representarse hace tres años en Estados Unidos. Ahora está en Madrid, la primera ciudad europea que la acoge. A finales de este mes, 65 camiones trasladarán hasta PortAventura la carpa, el escenario y todos sus aperos: desde mil piezas distintas de vestuario hasta barracones que funcionan como oficinas, lavadoras o equipos de gimnasia. Instalarlo todo les llevará unos ochos día. Desmontarlo al final, solamente dos. Después de aquí pasará por Bruselas, París, Londres, Amsterdam y Frankfurt.

46 artistas (ocho de ellos músicos) participan en este espectáculo, que en total mueve a 109 personas entre técnicos, entrenadores, fisioterapeutas, administrativos o responsables de seguridad. Todos los integrantes del show conviven con si fueran una gran familia. Bajo la lona se esconde un pequeño pueblo con todo tipo de servicios: comedor, gimnasio, camerinos, lavanderías y hasta sofás para descansar. Siempre hay movimiento. Pasan muchas horas entrenando, buscando nuevos trucos o simplemente charlando.

«Esta vez no tenemos escuela para los hijos de los miembros de la compañía porque los niños que hay tienen entre cero y dos años», dice Hanselman.

Se alojan an apartamentos. Durante su estancia en PortAventura estarán repartidos por distintas localidades, Salou, Vila-seca, Cambrils o Tarragona. Habrá diez funciones semanales, de martes a domingo. La carpa es la misma que emplearon en 2014 para representar Kooza. Se trata de un enorme armatoste blanco de 50 metros de diámetro y otros 26 de altura con capacidad para unos 2.500 espectadores. Volverá a estar ubicada junto al hotel Gold River. Las entradas ya están a la venta. Cuestan entre 50 y 85 euros. También hay un pack familiar que incluye el acceso gratuito de un niño de hasta doce años con la compra de una anticipada.

En una isla de diosas

En Amaluna destacan las acrobacias, la teatralidad y la música en directo. Transcurre en una isla gobernada por diosas y guiada por los ciclos lunares. Su reina, Prospera, celebra la ceremonia de entrada en la etapa adulta de su hija, Miranda, con un ritual en honor a la feminidad. El estallido de una tormenta originada por Prospera provoca el naufragio de un grupo de hombres. Su llegada desencadena una historia de amor entre Miranda y un joven pretendiente.

Por el escenario pasan hombres lagarto, amazonas saltimbanquis y malabaristas que juegan con bolas de fuego. Hay números con un cuenco de agua de 1,65 metros de altura, barras asimétricas, trampolines o complicados ejercicios de equilibrio.

PortAventura es el único resort de Europa que acoge representaciones de Cirque du Soleil. Se estrenó el año pasado con Kooza, que tuvo más de 100.000 espectadores. Tras este éxito, ambas partes alcanzaron un acuerdo para que la compañía canadiense se instale otros cinco veranos más. Cada temporada habrá un espectáculo diferente. ¿Cuál será el siguiente? Es un secreto.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También