Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cobran a la dueña de un piso de El Vendrell el agua consumida por okupas del edificio

El Ayuntamiento reconoce que es un error y que la próxima semana estará restablecida la situación en el bloque
Whatsapp
En el edificio de la izquierda en la calle Rabassaires es donde se ha originado la queja.  Foto: JMB

En el edificio de la izquierda en la calle Rabassaires es donde se ha originado la queja. Foto: JMB

Hace 8 años que Irma Shishivnashvili vive en un piso en la calle Rabassaires de El Vendrell. En el inmueble sólo hay dos propietarios y las otras cuatro viviendas están ocupadas de forma ilegal. Sin embargo es a Shishivnashvili a quien le cobran el agua que gastan todos los habitantes irregulares del bloque.

La mujer paga un recibo de 38 euros por el agua de su casa, pero desde el pasado diciembre le llega otro de 139 euros que corresponde al agua de la comunidad que pasa por el contador general. «Yo no consumo ese agua. Desconozco si el contador principal está pinchado».

 

Quejas en vano

Los 139 euros corresponden al contador que calcula el agua que gasta la comunidad y que suele ser para la limpieza y otros usos. Generalmente se pasa a nombre de la comunidad, pero la compañía Aigües de Tomoví, lo ha facturado sin embargo a una de las dos únicas personas propietarias de una vivienda en el inmueble. «Me he quejado a la empresa y he puesto denuncia en Mossos d’Esquadra, pero no me hacen caso».

 

‘Ha sido un error’

Desde el Ayuntamiento, que tiene un 51% de la empresa Aigües de Tomoví, que gestiona el servicio, reconocen que ha habido un error al facturar el agua de la comunidad a la vecina. Según el concejal del área, Jaume Escarré, cuando los revisores detectan que en un edificio hay ocupaciones ilegales, el agua que entra por el contador principal no se factura a la espera de una solución. «Puede que se haya colado un recibo a la propietaria. La próxima semana debe estar aclarada la situación».

Irma Shishivnashvili teme que además de pagar un recibo que no le corresponde, se le haya facturado un precio de tramo superior al considerar la empresa que tiene un elevado consumo.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También