Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Colegios de Miami detectan una fuga de alumnos 'por falta de estabilidad'

La Escola Joan Miró perderá una línea de P3. El alcalde, Fran Morancho, lamenta la ´falta de apuesta´ del Govern por el modelo educativo local y no descarta que haya movilizaciones

Mònica Just

Whatsapp
Imagen del colegio Joan Miró de Miami, que el próximo curso perderá una línea de P3. Foto: pere ferré

Imagen del colegio Joan Miró de Miami, que el próximo curso perderá una línea de P3. Foto: pere ferré

El Ayuntamiento de Mont-roig del Camp acusa al Departament d’Ensenyament de la Generalitat de querer «destrozar» su modelo educativo. El problema se concentra en el núcleo de Miami Platja, que el próximo curso perderá una línea de P3. «No lo entendemos. El padrón que tenemos daría para tres líneas en Miami y dos en Mont-roig. Y ahora nos quitan una», lamenta el alcalde, Fran Morancho. El centro que sufre las consecuencias de la rebaja es el Joan Miró, que quedará con una sola línea.

Morancho asegura que esta ha sido la gota que ha colmado el vaso de numerosos despropósitos vinculados a la comunidad educativa local. «Desde hace muchos años sufrimos una planificación que nos perjudica, y ahora ya hemos estallado», insiste el alcalde. Y argumenta que en Miami existe población suficiente para poder tener la línea que les han quitado.

‘Las familias no lo ven claro’

Esta inestabilidad ha calado en las familias. Y en los últimos años han detectado una «fuga» de alumnos hacia otros municipios cercanos «debido a esta falta de planificación y de apuesta por un proyecto», apunta el alcalde. «Preguntan si el instituto va a continuar y no ven claro que se cierren líneas por abajo...», añade el concejal de Ensenyament, Enrique López. El edil recuerda que dos años atrás hubo una situación similar. Pero que los motivos eran totalmente distintos: «Entonces las guarderías estaban a la mitad de su capacidad. Pero hoy esto no pasa. En las dos hay listas de espera, y no entendemos por qué han tomado esta decisión».

Desde el consistorio insisten en que están «discriminados», y subrayan que el municipio tiene más volumen de población que otras localidades que, en cambio, tienen más líneas y una mayor oferta educativa. «A este paso, la Escola Marcel·lí Esquius, que está en barracones, se acabará uniendo al Joan Miró y se cargarán una escuela. Y no lo queremos. Estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario para defender nuestro modelo», apunta el alcalde, insistiendo en que ya han trasladado su malestar al Departament d’Ensenyament.

«Ahora, para más inri, han concedido a Vandellòs i L’Hospitalet la posibilidad de hacer jornada continuada. Nosotros también la queríamos –hicimos una encuesta y el 85% de los padres se mostraron de acuerdo–, pero no ha habido suerte y supondrá otro agravio comparativo», añade el alcalde. Y es que, por ejemplo, el núcleo de Miami está más cerca de L’Hospitalet, que es otro municipio, que de Mont-roig.

Menos niños

Fuentes del Departament d’Ensenyament señalan que la reducción de una línea se debe a los datos del padrón. «Hay menos niños y lo que corresponde es tener cuatro líneas: dos en la escuela de Mont-roig y dos en Miami (en este caso una en cada centro)», apuntan. Aun así, también señalan que, si después de la preinscripción deben ajustarse los grupos, estarían abiertos a ello y a tratar el tema en la mesa mixta.

El gobierno local critica que en los últimos años han sufrido numerosos cambios. «Cuando estaba el tripartito en la Generalitat se impulsaron los Institut Escola. CiU no apostó por este modelo en la pública. Y al final el instituto de Miami se convirtió en una extensión del de Mont-roig. Con tantos cambios es normal que los padres decidan llevarlos a otra localidad», lamenta el alcalde. Y añade: «Se está desmontando y desarticulando el pueblo porque, aunque los niños vivan en Miami, hacen sus amistades fuera. Socialmente nos perjudica mucho».

Para potenciar el modelo educativo local prevén dar varios pasos. En primer lugar, crearán una Oficina Municipal d’Escolarització para tratar cuestiones relacionadas con este ámbito de forma más directa. Y si la situación se mantiene a largo plazo, los responsables del equipo de gobierno están dispuestos a moverse «lo que sea necesario» y sumarse a movilizaciones si la sociedad decide salir a protestar.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También