Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Coma-ruga pide poder decidir sobre las obras de mejora

Hsta el año 2020 la inversión prevista es de 2,6 millones de euros

José M. Baselga

Whatsapp
Una zona de juegos para acondicionar y al fondo el antiguo balneario.

Una zona de juegos para acondicionar y al fondo el antiguo balneario.

El Ayuntamiento de El Vendrell pretende aprobar en los próximos días la adjudicación  las obras de mejora urbana del centro de Coma-ruga y del antiguo balneario del Tabaris, cerrado hace décadas y muy deteriorado.

El objetivo es aprobarlo en la próxima junta de gobierno, pero los vecinos de Coma-ruga recuerdan que el Ayuntamiento les prometió un proceso de participación ciudadana para que pudiesen opinar y aportar ideas y lamentan que no se haya hecho.

Fondo europeo
Las obras se financian gracias a la concesión de una ayuda europea Feder para el proyecto de «recuperación y dinamización del espacio público y elementos patrimoniales del centro urbano de Coma-ruga». El objetivo es la dinamización turística y económica, pero también social de todo el centro de Coma-ruga.

En total se invertirán 2,6 millones de euros hasta el 2020 que se pagan a partes iguales entre el fondo Feder y el Consistorio.

Los vecinos lamentan que no se les haya detallado el proyecto antes de la aprobación y recuerdan que son ellos los que viven en la zona y conocen sus necesidades.

Concreción
Desde el Ayuntamiento se explica que será en «la concreción de las actuaciones» cuando se trabajará con los vecinos a través de un proceso de participación ciudadana.

Pero los residentes en Coma-ruga ya reclamaron tener más capacidad de propuestas y decisión que para escoger el color de las cortinas. Temen así que la acción que se haga sea un simple lavado de cara que olvide la dinamización económica y social de la zona.

Tabaris
Entre las intervenciones previstas está reurbanizar las zonas entorno a edificios de interés arquitectónico y artístico creando una gran isla delimitada por la plaza Germans Trillas, el lago de Coma-ruga, y los jardines del histórico balneario del Tabaris. También se contempla la rehabilitación de este edificio.

Aunque falta concretar el destino del Tabaris sería para «equipamientos vecinales y otros que dinamicen la actividad económica y empresarial de Coma-ruga», según el Consistorio. Con ello se pretende recuperar el atractivo turístico y económico, pero también facilitar que se incremente la población que viva en la zona durante todo el año.

En esencia es recuperar el esplendor del Coma-ruga de finales del siglo XIX y durante las décadas de los 50 y 60 del XX cuando la sociedad Brisamar impulsó una urbanización de chalets que contó con cine y teatro, balnearios un gran parque y que acogía a un gran número de visitantes y turistas.

Temas

Comentarios

Lea También