Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Comerciantes, empresarios y transportistas exigen que se reabra la rotonda de la Torre

Los colectivos se han sumado también a las reivindicaciones de los vecinos del Baix Gaià 

Carmina Marsinach

Whatsapp
Parte de los empresarios del Polígon Roques Planes quieren que se reabra la rotonda de acceso a Torredembarra. FOTO: Alba Mariné

Parte de los empresarios del Polígon Roques Planes quieren que se reabra la rotonda de acceso a Torredembarra. FOTO: Alba Mariné

Los comerciantes y empresarios de Torredembarra así como los transportistas reclaman que se reabra la rotonda que une la AP-7, la N-340 y la T-214 que se encuentra en la entrada de la población. Aseguran que la medida adoptada por Fomento para evitar el colapso en este nudo de comunicaciones ha perjudicado a los negocios del municipio y señalan que el recorrido de 2,2 quilómetros de más que deben hacer los camiones que llegan desde la AP-7 para volver a incorporarse a la autopista «es peligroso y está mal señalizado».  

Estos tres colectivos se suman también a la reivindicación que impulsaron los vecinos de Brises del Mar de Altafulla, y a la que se han ido uniendo personas de distintas poblaciones afectadas del Baix Gaià como La Riera de Gaià, La Nou de Gaià o Creixell. 

Desde la Unió de Comerciants, Empresaris i Professionals (UCEP) de Torredembarra exponen que la medida ha sido «un prejuicio en todos los sentidos» y han recibido quejas de la gran mayoría de los establecimientos asociados. Según Montse Cosialls, miembro de la UCEP, se ha desviado la gente hacía fuera: «Cuando coges la autopista desde Tarragona hacia Torredembarra o si vienes desde Roda de Berà tienes que hacer toda la vuelta» y apunta que, además, este tramo «es muy peligroso». 

Los bloques de hormigón que cortan la rotonda. FOTO: Alba Mariné

Los comerciantes ponen de manifiesto que las ventas en los pequeños negocios han bajado en general «pero esto no nos ayuda, aún nos lo pone más complicado», lamenta Cosialls. Además, consideran que hay más colas ahora que se obliga a los camiones a desviarse a la autopista pasando por la rotonda. 
Parte de los empresarios del Polígon Roques Planes de Torredembarra tampoco están conformes con los bloques de hormigón que impiden realizar el recorrido entero a la rotonda de acceso a la Torre. Los más afectados son los pequeños empresarios locales, sobre todo los que tienen tienda. Uno de ellos es la Ferreteria Jaume, ubicada en la entrada de la localidad. Su responsable, María Díaz, explica que son muchos los clientes que se quejan del largo trayecto que deben realizar para llegar. Su establecimiento es uno de los que está recogiendo firmas para exigir que se reabra la rotonda. «Todo el mundo está disconforme. Deberían buscar otra solución», dice Díaz. 

La Associació d’Empresaris del Polígon Roques Planes, que aglutina a 25 de las 70 empresas que hay en el polígono, señala que hay diferentes posicionamientos ante esta problemática. El próximo 11 de julio se reunirán en asamblea y será entonces cuando decidirán qué acciones toman desde la entidad de ahora en adelante.  

Por su parte, a los transportistas tampoco les convence la solución adoptada en la rotonda. «En este recorrido tenemos que hacer dos rotondas pequeñas que son insuficientes para que pueda girar un camión», explica Joaquim Riudeubas, vicepresidente de la Federació d’Auto-transport de la Província de Tarragona (FEAT), y pone de manifiesto que la señalización «no se entiende» y resulta «peligroso». Recuerdan que en este tramo ya ha habido dos muertos.
La semana pasada, representantes de la FEAT se reunieron con el subdelegado del Gobierno en Tarragona para tratar la cuestión. «Hay muy buenas palabras, buena voluntad (…) pero aquí nadie busca ninguna solución. Ya no sabemos quién más se tendrá que quejar o cuántos muertos más tendrá que haber para que nos hagan caso», dice Riudebas. 

Consideran que se debería celebrar una reunión con todas las administraciones y colectivos implicados por esta medida para intentar buscar una solución beneficiosa para todos. 

Soluciones sobre la mesa

Durante el encuentro, la FEAT propuso al Gobierno que buscaran un sistema para evitar que los camiones salgan de la AP-7 en Torredembarra. Se trata de una maniobra que hacen para no pagar el peaje entero hasta Vilafranca y solicitan que puedan abonar tan solo el tramo de Torredembarra a Vilafranca. Consideran que no es lógico que «se pongan trabas» ante un problema de seguridad para los ciudadanos. De este modo se podría abrir la rotonda para los vecinos. 

Aún así, los transportistas siguen solicitando la gratuidad de la AP-7 ya que se ven obligados a circular por esa vía. 

Los vecinos del Baix Gaià quieren seguir movilizándose

Los vecinos de la Associació Brises del Mar de Altafulla quieren seguir protestando para exigir que se reabra la rotonda que une la AP-7, la N-340 y la T-212 a la altura de Torredembarra. Han solicitado poder cortar la glorieta de nuevo todos los viernes del mes de julio y el 2 de agosto desde las 19 h hasta las 21 h. Ahora están esperando una respuesta del Departament d’Interior. Cabe recordar que los vecinos ya se movilizaron tres viernes de junio en la rotonda.

Temas

Comentarios

Lea También