Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Comercios y bares de Sant Salvador denuncian una plaga de mosquitos

El Ayuntamiento de El Vendrell dice que no hay agua estancada y no ve circunstancias nuevas para un incremento de los insectos
Whatsapp
La desembocadura de la riera en el barrio marítimo de Sant Salvador en El Vendrell.  Foto: JMB

La desembocadura de la riera en el barrio marítimo de Sant Salvador en El Vendrell. Foto: JMB

Vecinos y propietarios de locales con terrazas en el barrio marítimo de Sant Salvador de El Vendrell, junto a la zona natural de Les Madrigueres y la desembocadura de la riera de La Bisbal, denuncian lo que consideran una excesiva presencia de mosquitos respecto a otros años.

Los empresarios señalan que «es imposible estar en la terraza. Hace unos días 30 personas se levantaron y se fueron porque no se podía aguantar la cantidad de mosquitos», explica uno de los empresarios, que pide mantenerse en el anonimato. «El Ayuntamiento debe hacer algo».

Los vecinos denuncian que durante los meses previos al verano no se ha fumigado la zona y tampoco se ha realizado una siega para reducir los matorrales. Señalan que el área natural de Les Madrigueres tiene una gran cantidad de matorrales y plantas que facilitan la proliferación de los insectos y también la desembocadura de la riera de La Bisbal presentaría más vegetación que en otras temporadas.

 

‘No son tigre’

El Ayuntamiento de El Vendrell ha explicado que en las zonas que indican los vecinos no hay agua acumulada, que es donde crían las larvas de los mosquitos y especialmente el tigre, y que por ello no se ha realizado una fumigación preventiva.

El Consistorio también descarta que haya presencia de mosquito tigre y considera que los que hay son los autóctonos habituales en verano. El Consistorio anunció que haría un control en la zona pero no considera que se hayan producido circunstancias especiales como para que el número de mosquitos haya aumentado en forma de plaga.

Pero los vecinos y los negocios que hay en torno a la zona señalan ese incremento y la afectación que les produce en sus actividades. En la zona también hay un camping y sus propietarios tuvieron que realizar una fumigación de urgencia para intentar controlar la presencia de mosquitos, que incluso levantan las quejas de los clientes.

La situación ha hecho que los vecinos de la zona y los empresarios con terrazas vuelvan a exponer el olvido que consideran tiene el Ayuntamiento sobre los barrios marítimos «pese a ser el principal atractivo turístico por las playas».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También