Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Comienzan a vaciar de animales las perreras ilegales de Calafell

Cunado el primer recinto esté vacío el Ayuntamiento quiere que se derribe de forma rápida
Whatsapp
Las instalaciones no estén en condiciones para los animales según los informes.

Las instalaciones no estén en condiciones para los animales según los informes.

La mitad de los perros que estaban hacinados en un recinto ilegal junto a la depuradora de Calafell ya han sido trasladados a otro lugar. Aunque no se ha precisado el destino, que es en la comarca, el alcalde Ramon Ferré, explica que el sargento de la Policía Local revisó previamente las instalaciones a las que iban y cumplen con  las medidas para el bienestar de  los animales.

Quedan la otra mitad de la veintena de perros que había en el recinto. El compromiso del propietario es que los llevará a la misma instalación el próximo sábado. Ferré asegura que se supervisará el traslado, «que es responsabilidad del propietario».

Derribo
Una vez sacados todos los perros del recinto, deberá derribarse la instalación según exigió el expediente urbanístico que abrió el Ayuntamiento al propietario. El recinto con jaulas carece de licencia urbanística y de actividad. 

El derribo debe ir a cargo del propietario pero, de no hacerlo, será el Ayuntamiento quien ejecute la actuación, lo que podría retrasar la intervención a una fecha por determinar.

La instalación de jaulas de la que se han sacado los perros es la primera en la que se actúa de forma directa aunque el Ayuntamiento ya anunció que desmantelaría las por lo menos ocho que se han detectado por el municipio en la  misma situación.

La Generalitat y el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil abrieron expedientes por el estado de la perrera ilegal que debe desmantelarse y se está a la espera de si lo califican de un delito contra la protección de los animales.

Seprona
El Seprona también abrió expediente contra otra de las instalaciones revisada y que tampoco cumple con la catalogación urbanística y carece de la necesaria licencia de núcleo zoológico para poder acoger a tantos animales.

Las imágenes de una de esas instalaciones en las que se veía un perro muerto y que colgó un vecino en las redes sociales, indignaron en la localidad. Muchos reclamaron eliminar esas perreras. Según se explica desde el Ayuntamiento normalmente los perros son de distintos propietarios que los dejan al dueño del recinto para que los guarde.

Pero además de incumplir con la normativa urbanística, el Ayuntamiento, la Guardia Civil y Seprona denunciaron que los animales no están en condiciones.

Temas

Comentarios

Lea También