Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Condenada una médico por falsear un historial clínico de su hija en El Vendrell

Tendrá que abonar una multa de 1.300 euros e indemnizar a cada una de las tres personas afectadas con 200 euros

Redacción

Whatsapp
La mujer que ha sido condenada trabajaba como pediatra en el CAP I de El Vendrell. FOTO: JMB

La mujer que ha sido condenada trabajaba como pediatra en el CAP I de El Vendrell. FOTO: JMB

Una mujer que alteró el historial médico de su hija ha sido condenada a 18 meses de prisión por un delito de falsificación de documento oficial en concurso con otro de revelación de secretos. Tendrá que abonar una multa de 1.300 euros e indemnizar a cada una de las tres personas afectadas con 200 euros. Así se recoge en la sentencia de conformidad dictada por la Audiencia Provincial después del acuerdo al que llegaron las partes.

La sentencia declara probado que la acusada, Natalia M.V., médico de familia, trabajaba en el servicio de Pediatría del CAP I de El Vendrell. Por ello tenía acceso al historial clínico informático de todos los niños. El 9 de noviembre de 2005, a las 14.28 horas, accedió al historial de su hija. Dos minutos después realizó modificaciones en el mismo, introduciendo antecedentes familiares que no se corresponden con la realidad.

Concretamente, que la abuela paterna sufría una psicopatía no filiada, que la tía paterna padecía una depresión y que el tío paterno tenía un trastorno de personalidad. Realizó dichos cambios para hacerlos valer en contra del padre en el procedimiento de divorcio que se estaba tramitando en aquella época.

Al tener conocimiento de que dichos extremos estaban siendo investigados, el 21 de abril de 2006, a las 9.02 horas, aprovechando que una pediatra tenía su terminal abierto con su password y la historia clínica de la pequeña, procedió a borrar delante de la misma dichos antecedentes. A continuación, procedió a anotar los nuevos antecedentes familiares, figurando así como usuaria de ello la pediatra en lugar de la imputada.

Con la misma finalidad, el 12 de marzo de 2006, tras ser visitada su hija en Urgencias, la imputada elaboró un informe que no se ajustaba a la realidad, haciendo constar como diagnóstico estrés postraumático por ansiedad, que firmó una doctora como médico de urgencias que la atendió, accediendo a ello al sentirse presionada por la situación y la relación personal.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También