Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Condenado a ocho meses de cárcel un mantero detenido en una redada en Vila-seca

4 meses son por un delito contra la propiedad industrial y otros cuatro por agredir a dos policías locales de Vila-seca, que estuvo cinco días de baja. La pena queda en suspensión si el condenado no delinca en los dos próximos años

Jordi Cabré

Whatsapp
Material confiscado en la redada del pasado 5 de julio en La Pineda. FOTO: Policia Local Vila-seca

Material confiscado en la redada del pasado 5 de julio en La Pineda. FOTO: Policia Local Vila-seca

Un ciudadano de Gambia de 29 años y sin domicilio conocido en España ha sido condenado hace escasos días a 8 meses de cárcel y varias multas tras ser arrestado en la noche del pasado 5 de julio en la calle dels Muntanyals de La Pineda (Vila-seca).

Al acusado se le considera "autor criminalmente responsable" de un delito contra la propiedad intelectual, otro de atentado a agentes de la autoridad y dos delitos leves de lesiones (a los mismos policías).

La magistrada además le impone varias multas y una indemnización económica para las marcas comerciales que se han utilizado de forma fraudulenta para vender camisetas y otros artículos de forma ilegal.

Arresto con puñetazo a un agente

La detención de este ciudadano de Gambia se materializó en la noche del pasado jueves 5 de julio dentro de un operativo de la Policía Local de Vila-seca para luchar contra la venta ilegal en el núcleo turístico de La Pineda.

En el operativo, con una participación de una quincena de agentes, se decomisó el material de una veintena de manteros en el paseo marítimo, que ante la presencia de los policías y los coches logotipados huyeron a la carrera dejando la mercancía en la acera.

Uno de los veinte manteros se escondió dentro de un hotel abriéndose paso a empujones entre clientes y personal. Incluso derribó a tres menores de un escenario, pero sin causarles heridas.

El mantero intentó escabullirse entre la clientela del resort, pero fue localizado por los agentes. Uno de ellos recibió un puñetazo en la cara y arañazos cuando intentó detenerle. Poco más tarde, otro agente recibió un empujón mientras se resistía a ser detenido.

Además de detener al mantero poco antes de la medianoche del día 5, se decomisó su fardo de artículos falsificados en el que había 29 prendas de la marca Adidas valoradas en 560 euros; 26 de la marca Nike (camisetas y pantalones) y 8 de New Balance. Las dos últimas marcas deportivas no habían valorado sus productos en el momento de dictar sentencia.

"El acusado no poseía autorización de los titulares registrales respectivos para el copiado ni la venta de los mencionados objetos y actuaba a sabiendas de ello", argumenta la magistrada.

Temas

Comentarios

Lea También