Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Conduce borracho, se niega a soplar y agrede a un mosso en El Vendrell

El detenido sólo accedió a realizar la primera prueba de alcoholemia y dio 0,99mg / superando en casi cuatro veces la tasa permitida

Diari de Tarragona

Whatsapp
El conductor acabó detenido por los Mossos.

El conductor acabó detenido por los Mossos.

Los Mossos d'Esquadra del Àrea Regional de Trànsit de Tarragona detuvieron el pasado 22 de mayo a un hombre en El Vendrell de 37 años, de nacionalidad boliviana y con domicilio en Creixell, como presunto autor de los delitos de conducir bajo los efectos del alcohol, negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia y atentado contra los agentes de la autoridad.

Los hechos ocurrieron cuando una patrulla de Trànsit que hacía un control en la N-340 a la altura de El Vendrell recibió aviso de un ciudadano que acababa de ver el conductor de un turismo consumiendo bebidas alcohólicas en Vilafranca del Penedès mientras circulaba.

Minutos más tarde, la Sala Regional de Comandament (SRC) informó a la patrulla de que un agente fuera de servicio tenía parado el vehículo y que el conductor mostraba síntomas evidentes de estar bebido.

Inmediatamente, la patrulla se desplazó al lugar indicado por el agente fuera de servicio. Una vez en el lugar, decidieron acompañar el vehículo hasta la salida de El Vendrell ya que el punto donde estaban estaba situado en una vía rápida con mucha afluencia de tráfico.

Una vez parado dentro de El Vendrell, los agentes realizaron la primera prueba de alcoholemia y dio un resultado positivo de 0,99 mg / l, superando en casi cuatro veces la tasa permitida.

A continuación, el detenido subió a su vehículo con el pretexto de esperar los diez minutos para volver a hacer la prueba de alcoholemia. Pero lo aprovechó para poner en marcha el coche e intentar huir, acción que los mossos pudieron impedir.

Seguidamente los agentes le pidieron que bajara del vehículo y fue cuando el detenido les empezó a insultar e intentó propinarle un puñetazo a uno de los agentes, aunque el pudo esquivar.

A continuación lo volvió a intentar agredir de nuevo y le dio un puñetazo en la cara.

Ante estos hechos los Mossos le detuvieron por la agresión al agente, por conducir bebido y por no someterse a la segunda prueba de alcoholemia.

El detenido pasó ayer a disposición judicial ante el Juzgado de Guardia de El Vendrell y el juez decretó su libertad con cargos.

Temas

Comentarios

Lea También