Más de Costa

Convencidos del proyecto de Hard Rock

Análisis. El Govern de la Generalitat no dará macha atrás tras la sentencia del TSJC que anula parte del sector 01 del plan urbanístico de Hard Rock

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Vista general de los terrenos donde se halla el Centre Recreatiu i Turístic de Vila-seca y Salou. FOTO: ACN

Vista general de los terrenos donde se halla el Centre Recreatiu i Turístic de Vila-seca y Salou. FOTO: ACN

El proyecto para el desarrollo del macrocomplejo de turismo y ocio que Hard Rock Entertainment World quiere llevar a cabo en el CRT (Centre Recreatiu Turístic) es uno de los grandes objetivos que se ha propuesto este Govern de la Generalitat con el apoyo indispensable de los alcaldes de Salou y Vila-seca.

Ocho años después de que Artur Mas anunciara a bombo y platillo aquella megainversión en 2012 (anunciada entonces con 4.740 millones de euros, 20.000 puestos de trabajo directos e indirectos y 10 millones de visitantes), el Govern de la Generalitat sigue convencido de la viabilidad del proyecto.

Como remarcan altos cargos de la administración catalana: «si el CRT no acoge un proyecto como éste, es que no se puede ubicar en ningún otro punto de Catalunya», haciendo referencia a la idoneidad del enclave y como forma de reforzar la propuesta de turismo en una zona tan importante como la Costa Daurada.

Ese convencimiento queda reflejado en su postura de seguir adelante con el PDU (Pla Director Urbanístic), aunque para ello sea necesario modificarlo, como ya anunció el propio Govern el miércoles tras hacer una valoración de la sentencia emanada del TSJC horas antes. Hay que recordar que fue el lunes (29 de septiembre) cuando el TSJC en su fallo estimaba los argumentos por los que los demandantes (GEPEC-EdC) habían denunciado que las zonas verdes, espacios libres y equipamientos públicos previstos inicialmente se situaban en zona de riesgo químico.

El mismo día, el Departament de Territori i Sostenibilitat ya anunció que presentaría un recurso de casación al respecto y del que se encargará el Gabinet Jurídic Central de la Generalitat.

Pero, por encima de todo ello, en la mente del Govern está seguirá adelante, aunque para ello deba incorporará cambios y modificaciones teniendo en cuenta la sentencia del TSJC.

Como ha defendido Meritxell Budó, portavoz del Govern, el fallo del TSJC «reconoce el Pla Director y su utilidad pública», aunque haya anulado parte del proyecto. Por ello, no será de extrañar que en los próximo meses la Conselleria de Territori i Sostenibilitat presente la pertinentes modificaciones (presumiblemente dejando menos techo y cediendo más espacios libres) para que recorra a posteriori las diferentes aprobaciones (inicial, provisional y definitiva) si no encuentra más obstáculos por el camino.

Y al final, como resultado de todo ello, podríamos encontrarnos con una situación de inicios de obras para finales de 2021 o inicios de 2022, como así lo asegura el alcalde de Salou, Pere Granados.

El reloj ha empezado a correr por doble motivo: la prórroga concedida por el Govern a Hard Rock para realizar la compraventa de los terrenos con Criteria (que finaliza el próximo 15 de diciembre, si no se produce entonces una nueva moratoria) y el análisis y posterior trabajo que ha comenzado a hacer el Departament de Territori para modificar la parte suspendida y que finalmente salga adelante sin que aparezcan nuevas pegas en el ámbito jurídico al proyecto urbanístico.

Temas

Comentarios

Lea También