Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cós blanc: La lluvia mágica de Salou

La 37 edición del Cós Blanc finalizó ayer sin incidencias y con una cifra de asistencia de unos 25.000 espectadores. Atrás quedan las tensiones previas entre collas y Ayuntamiento

Jordi Cabré

Whatsapp
Grup no tan jove. Foto: J.Cabré

Grup no tan jove. Foto: J.Cabré

Grup Jove. Foto: J.Cabré

Grup Jove. Foto: J.Cabré

Colla Santa Maria del Mar. Foto: J.Cabré

Colla Santa Maria del Mar. Foto: J.Cabré

Masia Tous. Foto: J. Cabré

Masia Tous. Foto: J. Cabré

Colla Xucurrate. Foto: J.Cabré

Colla Xucurrate. Foto: J.Cabré

Colla Dimecres. Foto: Jordi Cabré

Colla Dimecres. Foto: Jordi Cabré

Colla Elisabeth. Foto: Jordi Cabré

Colla Elisabeth. Foto: Jordi Cabré

Colla La Traca. Foto: J.C

Colla La Traca. Foto: J.C

Colla Los Imposibles. Foto: J.C

Colla Los Imposibles. Foto: J.C

Colla Slot Salou. Foto: J.C

Colla Slot Salou. Foto: J.C

Colla Ampa Europa. Foto: J.C

Colla Ampa Europa. Foto: J.C

Colla Casc Antic. Foto: J.C

Colla Casc Antic. Foto: J.C

Colla Esbarjo Jaume I. Foto: J.C

Colla Esbarjo Jaume I. Foto: J.C

Colla Gastronòmica. Foto: J.C

Colla Gastronòmica. Foto: J.C

Colla Picardies. Foto: J.C

Colla Picardies. Foto: J.C

Colla Vora Mar. Foto: J.C

Colla Vora Mar. Foto: J.C

Colla Confeti: Foto: J.C

Colla Confeti: Foto: J.C

Colla Caracol. Foto: DT

Colla Caracol. Foto: DT

Colla Esplai Jove. Foto: J.C

Colla Esplai Jove. Foto: J.C

Colla Festera. Foto: J.C

Colla Festera. Foto: J.C

Colla Bandarra. Foto: J.C

Colla Bandarra. Foto: J.C

Colla La Gresca. Foto: J.C

Colla La Gresca. Foto: J.C

Colla Connecta't Jove. Foto: J.C

Colla Connecta't Jove. Foto: J.C

Colla Las Prisas. Foto: J.C

Colla Las Prisas. Foto: J.C

Colla Julivert. Foto: J.C

Colla Julivert. Foto: J.C

Colla Molta festa. Foto: J.C

Colla Molta festa. Foto: J.C

Colla Salou Grup d'Amics de la Festa. Foto: J.C

Colla Salou Grup d'Amics de la Festa. Foto: J.C

Dos campanillas de la colla Caracol. Foto: Pere Ferré

Dos campanillas de la colla Caracol. Foto: Pere Ferré

Miles de personas llenaron el tramo de la calle Ciutat de Reus durante el desfile de luz, confeti y color del Cós Blanc. Foto: Pere Ferré

Miles de personas llenaron el tramo de la calle Ciutat de Reus durante el desfile de luz, confeti y color del Cós Blanc. Foto: Pere Ferré

La gente se lo pasó en grande dentro y fuera de la rúa. Foto: P.F

La gente se lo pasó en grande dentro y fuera de la rúa. Foto: P.F

La colla Bandarra iba disfrazada de mejicanos. Foto: P.F

La colla Bandarra iba disfrazada de mejicanos. Foto: P.F

Dos de las dálmatas de la colla La Traca. Foto: P.F

Dos de las dálmatas de la colla La Traca. Foto: P.F

A pesar del gran número de personas reunidas en tan poco espacio, hubo mucha conciencia colectiva y no se lamentaron incidentes durante este acto tan emblemático. Foto: Pere Ferré

A pesar del gran número de personas reunidas en tan poco espacio, hubo mucha conciencia colectiva y no se lamentaron incidentes durante este acto tan emblemático. Foto: Pere Ferré

El Cós Blanc de Salou cerró a última hora de la noche su 37 edición, la más polémica por el cambio de cobro de las subvenciones. La fiesta del confeti, luz, sonido y carrozas tematizadas fue un éxito. Desde la locución del speaker, Juanma Hidalgo, acompañado de la música del DJ Ismael Santos, hasta el dispositivo de seguridad con más de 350 personas velando por el bien de esta rúa, todo salió a pedir de boca. Y precisamente, este buen sabor es el que ayer quedó para la posteridad. Ya habrá tiempo entre collas y Ayuntamiento de limar asperezas y de reconducir una situación organizativa que a más de uno le ha impedido dormir bien durante esta semana de Festa Major d’Hivern.

Volviendo a la fiesta, ésta contó con el mejor de los escenarios posibles. Ni una brisa impertinente, ni un frío del carajo durante toda la noche. 18 grados y una intensa nevada de confeti en la calle Ciutat de Reus es la imagen de postal del Cós Blanc, que empezó puntualmente a las siete de la tarde y que sólo el numeroso público que agolpaba el tramo principal del Ciutat de Reus impedía que la rúa llevara un ritmo ágil y dinámico.

Precisamente esta es la salsa del Cós Blanc. Una muchedumbre entregada a la fiesta que aplaude a carrozas y comparsas por igual a su paso mientras disfruta de la lluvia cálida de confeti bailando al ritmo de la música tanto de la organización como de las propias carretelas.

Miles de sonrisas

Las cifras de asistencia son difíciles de calcular. Empíricamente, los parkings estaban llenos. 3.000 vehículos ocupaban las plazas estratégicamente repartidas en diferentes puntos de la ciudad. Si a los visitantes, que este año llegaron más tarde –quizá por ver el partido del Barça que terminó poco después de las 18.30 horas–, se le suman los propios vecinos y los integrantes de las 29 collas, las cifras serían similares a 2016. Hablamos de unas 25.000 personas en el Cós Blanc, cifra bastante aproximada, confirmaban fuentes de la organización.

El desfile tuvo diferentes momentos álgidos. El primero, la despedida de la Associació Cultural i d’Esbarjo Jaume I, que tras 25 años en la rúa dijo adiós. Se echará de menos a este grupo de amigos que han hecho de su carroza y su vestuario verdaderas obras de artesanía.

La Colla Xurrucate, la Picardies, Els Dimecres y Vora Mar también recibieron un cálido homenaje, puesto que todas ellas cumplen años. La veterana, la Colla Picardies que salió a escena disfrazada de Catrina, la fiesta de los muertos que se celebra en México y otros países de Centroamérica, es la más veterana con 30 ediciones consecutivas en la rúa más famosa de la ciudad. El recorrido de dos vueltas entre el Ciutat de Reus y calle Barcelona empezó con la música de la serie Juego de Tronos para caldear el ambiente. Los cañones empezaron a expulsar las 20 toneladas de confeti y la gente reaccionó al ritmo de la música. Tres horas después, el Cós Blanc ya era historia y las calles casi sin rastro de papelitos. Salou nuevamente estaba inmersa en una noche de sábado de invierno.

Hoy todavía hay fiesta mayor. Matinades, fideuá popular, concierto y Diables, preludio del espectáculo pirotécnico que pondrá fin a la edición de 2017. Seguramente algún confeti se ha escapado de las barredoras y recordará la fiesta en los días venideros. Empieza ya la cuenta atrás para la edición de 2018.

 

 

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También