Más de Costa

Creixell contrata seguridad privada para días señalados

Dos coches ‘patrullaron’ por la localidad en la noche de la verbena y uno hizo vigilancia de edificios públicos los dos días siguientes

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Cedida

FOTO: Cedida

La falta de agentes de carrera en la Policía Local de Creixell empezó a ser un problema a principios de junio, cuando la plantilla de la Policía Local se plantó y se nego a hacer más horas extras. La situación motivó que en días puntuales un turno (normalmente el nocturno) se quedara sin funcionarios y dejara en comisaría a un agente interino que solo cogiera llamadas y derivara los problemas graves al 112 (Mossos d’Esquadra).

La situación se agravó en la semana de la verbena de Sant Joan, donde solo un agente interino estuvo todas las noches en comisaría en turnos de 8 horas entre semana y de 12 el fin de semana. La situación de falta de efectivos salía este lunes a la palestra tras varios botellones y un coche quemado en las inmediaciones del camping Sirena Dorada.

La falta de efectivos policiales ofrecía un panorama de ‘barra libre’ a los actos vandálicos y a la delincuencia que los vecinos han empezado a criticar enviando instancias y mails al ayuntamiento y a la propia policía local.

El Ayuntamiento de Creixell acordó contratar seguridad privada tres días, reconocía ayer el alcalde Jordi Llopart. Dos coches el día de la verbena y uno para el 24 y otro para el 25. Llopart asegura que la medida ya estaba encima de la mesa antes de la tensión entre la Policía Local y el gobierno por la falta de efectivos en la plantilla.

«La medida ha sido provisional y no tiene nada que ver con la situación de la Policía. Es una propuesta que ya teníamos en mente y que posiblemente se aplique de nuevo en días puntuales, como por ejemplo durante la fiesta mayor si es necesario», explica el alcalde.

Protecció Civil

La noche de la verbena, además de dos coches de la empresa Prosegur salieron a patrullar el alcalde y otro concejal, ambos voluntarios de Protecció Civil de la localidad. «No incumplimos ninguna ley, ni usurpamos funciones. Nosotros hacíamos rondas y si había alguna anomalía se llamaba a la Policía Local o al 112 para que actuaran los cuerpos de seguridad competentes», remarca Llopart, que asegura estar muy tranquilo ante el posible enfado de los policías locales por la contratación de seguridad privada.

FOTO: Cedida

Si en la noche de la verbena hubo patrullas con dos coches de la empresa Prosegur, el día de Sant Joan y el 25 de junio hubo también un coche de la empresa privada en Creixell. «En los otros dos días los guardias privados tenían la misión de velar por los equipamientos públicos y no realizaron ningún patrullaje. Solo usaron el coche para ir de un edificio municipal a otro», justifica Llopart.

La sección sindical del SAP-PL en el Ayuntamiento de Creixell está recabando información sobre si las funciones de esta seguridad privada se ajustan a la ley, puesto que hay dudas de que no usurparan funciones de la Policía Local, aseguran fuentes del sindicato.

De momento, la presencia de seguridad privada en Creixell ha cerrado este capítulo a la espera de otros eventos puntuales. Llopart, pero, señala que los actos vandálicos del domingo, con patrullas activas en Creixell, no tampoco se hubieran evitado.

Temas

Comentarios

Lea También