Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Creixell se queda sin guardería este curso hasta resolver la concesión

Privilege Class 1909 tiene la gestión hasta 2019 y el Ayuntamiento espera rescindir el contrato con el apoyo de la Generalitat

Diari de Tarragona

Whatsapp

La Llar d’Infants L’Estel de Mar de Creixell seguirá cerrada durante los próximos meses y no abrirá puertas el próximo curso. Los intentos desesperados del Ayuntamiento para poder rescindir con garantías legales el contrato actual con la empresa Privilege Class 1909 todavía no está resuelto. «Esperamos un informe favorable de nuestra petición de la Comissión Jurídica Asesora del Departament de Governació de la Generalitat y todavía no ha llegado», admite Jordi Llopart, el alcalde.

Hasta que este informe no llegue a Creixell, el Ayuntamiento no puede iniciar los trámites de una nueva concesión ni tampoco utilizar el edificio público, cuya actual gestión sigue en manos de Privilege Class hasta junio de 2019. «Mientras no podamos rescindir el contrato, no podemos abrir la guardería y ello nos duele pero no podemos ofrecer este servicio en otro lugar ni podemos perjudicar más a las familias», admite el alcalde.

El Ayuntamiento espera el informe favorable de la Generalitat desde hace semanas, pero entiende que entre los días inhábiles de verano y los otros asuntos que tiene en manos la Comissión Jurídica Asesora del Departament de Governació es difícil pedir celeridad. Ante esta lentitud, se confía en tener el documento antes de finalizar el año y poder aprobar y crear unas nuevas bases de adjudicación para reabrir la guardería el próximo curso.

Los problemas económicos de la empresa han dejado sin nómina a la plantilla del centro

Llopart reconoce que no perderán tiempo en poder iniciar una nueva concesión, pero tampoco quieren abrir la guardería sin antes conocer qué población de menos de tres años podría matricularse en esta Llar d’Infants, con un aforo máximo de 74 plazas de 0 a 3 años.

Edificio vacío

Aunque Privilege Class 1909 tiene las llaves del edificio público, la empresa no puede realizar actividades en ella sin previo permiso municipal. Puede entrar y limpiar o incluso utilizarla para otros fines, pero nada que tenga relación con la educación y tampoco otras actividades que requieran de una autorización previa del Ayuntamiento.

De momento, el edificio sigue sin actividad desde mediados de mayo y el alcalde de Creixell confía en poder recuperar las llaves y realizar un lavado de cara o las obras menores necesarias para dejar el equipamiento público en condiciones para cuando se requiera de nuevo.

Mientras la guardería pública sigue cerrada, los problemas económicos de la plantilla siguen sin resolverse. La concesionaria dejó de pagar nóminas a buena parte del profesorado desde enero y a raíz de ello, los educadores decidieron reducir su actividad como medida de protesta.

La situación destapó los problemas de L’Estel de Mar. La empresa culpaba al Ayuntamiento del retraso de pagos porque no cobraba las subvenciones acordadas en el contrato y el Ayuntamiento acusaba a la firma de incumplir los requisitos.

Con todo, los profesores citaron a los padres para exponer la situación y hubo un acuerdo para que la guardería bajara la persiana y los menores se recolocaran en las últimas semanas de curso en otros centros, en casa o con ayuda de los abuelos.

El Ayuntamiento intentó entonces abrir un espacio público para acoger a estos niños, puesto que las dependencias de la Llar d’Infants no estaban operativas. La biblioteca adaptó un par de salas para que las cinco familias que solicitaron servicio de guardería y pudieran terminar el curso hasta el 30 de junio. El Ayuntamiento contrató a una monitoria para poder prestar el servicio hasta el final de curso.

Temas

Comentarios

Lea También