Más de Costa

Cuando el gazpacho sale del patio de casa

El vecino de El Vendrell Josep Gallart convierte los patios de su casa en huertos. Cultiva hasta 25 especies vegetales diferentes en botellas de plástico

JOSÉ M. BASELGA

Whatsapp
Gallart en una de las terrazas de su casa de El Vendrell que ha convertido en huertos. FOTO:  JMB

Gallart en una de las terrazas de su casa de El Vendrell que ha convertido en huertos. FOTO: JMB

El anuncio que Josep Gallart puso sorprendió a muchos. El vecino de El Vendrell buscaba botellas de agua... vacías. De las de cinco u ocho litros. Pero más sorprendió que alguien pudiese ofrecerle unas 300. ¿Quién guarda botellas de plástico? «Era un hombre que tenía un restaurante y las guardaba en un almacén», explica Gallart. Pagó unos 20 céntimos por cada una.

El vecino de El Vendrell logró en total unas 400 botellas. También compró muchas y daba el agua a sus vecinos para quedarse los envases. Acostumbrado desde niño a vivir en casas en las que tenía huerto, llegó a El Vendrell hace ocho años «y echaba de menos la tierra».

Esa nostalgia, unida al confinamiento, le llevó a intentar montarse un huerto en la vivienda unifamiliar en la que vive en el barrio del Pèlag de El Vendrell. El patio y las terrazas podrían convertirse en auténticos huertos... en botellas de plástico. Gallart ya ha recogido los primeros frutos de su singular huerto.

Tiene hasta 25 especies vegetales que crecen en esas botellas. «Son mejores las de 8 litros». Calabacines, fresas, cebollas, berenjenas, patatas, guisantes, pepino, alcachofas, lechuga, diferentes variedades de tomates, pimientos, judías, lentejas, espárrago verde... y ahora prueba con el maíz y la sandía.

El patio y las terrazas de la vivienda son auténticos huertos que permiten relajarse, hacer algo de ejercicio «y comer más sano». Porque Gallart ya ha podido prepararse algunas ensaladas y verduras desde que comenzó con esa aventura de agricultura casera el pasado octubre.

Como invernaderos

Gallart mima su huerto en botellas. Para las plantas más delicadas ha montado unas estructuras que permiten cubrirlas con otros envases para resguardarlas del frío. «Aunque este año no han sufrido mucho».

Casi ha logrado una casa autosuficiente alimentariamente en el caso de ser vegetariano. «Además de ser productos que no están tratados me permite distraer la cabeza», lo que unido al ajedrez, al que juega, hace que a sus 84 años tenga una gran actividad.

«Las mejores garrafas son las de 8 litros ya que permiten plantar en horizontal y en vertical», explica mientras muestra los primeros guisantes de la temporada. Los pimientos también asoman. «Con este sistema las cosechas pueden adelantarse hasta un mes».

Ahora espera los pepinos, cebollas, pimientos y tomates.... «Un gazpacho brotado del patio de casa», que además de salud da un colorido verde a las terrazas. Hay quien planta geranios. Gallart pone pimientos.

Cada zona está destinada a unas verduras. Donde hay más insolación o más sombra. Gallart plantea ahora recoger agua de lluvia con la que regar su huerto. «Aunque no consume mucho. Al estar en botellas el agua no se pierde por la tierra y la planta la aprovecha mejor».

Temas

Comentarios

Lea También