Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Costa

Culminan las obras del viaducto de Cambrils sobre la carretera de Montbrió

La estación sigue su curso
Whatsapp
Imagen del viaducto, construido desde hace algunos días. Foto: Alba Mariné

Imagen del viaducto, construido desde hace algunos días. Foto: Alba Mariné

Las obras de las infraestructuras ferroviarias avanzan a buen ritmo en Cambrils. En los últimos días se han culminado los trabajos de construcción del viaducto sobre la carretera de Montbrió, y la estación también sigue su curso. El concejal de Planificació de Ciutat, Francesc Garriga, se muestra satisfecho y confiado en que los trabajos terminarán según los plazos fijados por el Ministerio de Fomento. «El Ministerio dice que a finales de este año podrá estar en marcha y con convoys en funcionamiento. Yo tengo confianza en que se cumplirán las fechas que dijeron», señala Garriga, quien insiste en que «todo está evolucionando a buen ritmo y nada nos hace pensar lo contrario, mientras no surjan nuevos contratiempos».

Garriga asegura que en el consistorio se sienten «contentos y animados» por esta cuestión, recordando que el cierre del tramo que faltaba se ha terminado «de forma rápida y ágil».

La nueva estación, sin embargo, será más austera de lo que se contemplaba inicialmente. El Gobierno planteó un segundo proyecto porque consideró oportuno replantear las dimensiones del edificio, teniendo encuentra que la coyuntura económica había cambiado. La estación será más pequeña, los materiales y acabados más sencillos y el aparcamiento se reducirá. Habrá servicio de cafetería, tiendas, ascensores y escaleras para acceder a los andenes, que estarán en un nivel más elevado. Aún así, los detalles gráficos del futuro equipamiento y la distribución de sus espacios todavía no han trascendido.

La instalación ferroviaria estará ubicada en las afueras, cerca de la zona deportiva municipal, pero los usuarios podrán acceder andando o mediante el uso del transporte público. Hace un año los operarios estaban construyendo los pilares del viaducto, que desde hace apenas unos días ya está terminado.

A partir de aquí, llegará el momento de poner sobre la mesa de nuevo el debate en torno al desmantelamiento de la vía. Esta misma semana, la alcaldesa, Mercè Dalmau, señalaba la importancia de romper las principales barreras arquitectónicas del municipio. Esta, sin duda, es una de ellas. Y la ciudadanía lleva años reivindicando su retirada.

 

Zonas verdes y enlaces

Una vez se lleve a cabo este paso, Cambrils contempla habilitar zonas verdes y enlazar su entramado urbano. Su intención es crear una calle que una el barrio del Eixample con el de la Llosa, que ahora están separados por la estación. El Ayuntamiento ya tiene en mente desde hace unos cinco años cómo distribuirá el municipio una vez llevado a cabo el desmantelamiento, a pesar de haber reconocido en distintas ocasiones que únicamente era una primera intención, por lo que probablemente cambiaría. Se trata de lograr que desaparezca una de las barreras históricas que han condicionado desde hace años el desarrollo urbanístico del municipio y que supone una elevada peligrosidad.

Otra de las reivindicaciones que defiende Cambrils, y que todavía se encuentra en fase muy inicial, es la habilitación de una estación de autobuses junto a la nueva estación ferroviaria para que pueda fomentarse la intermodalidad entre los distintos transportes públicos. «Queremos dar a los usuarios la posibilidad de enlazar. Estamos trabajando en ello. Y parece que no vamos por mal camino», insiste Garriga.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También