Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cunit cortará el agua a los okupas

Será a los que están fuera del circuito de los Servicios Sociales

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de un corte de agua en una casa okupa.

Imagen de archivo de un corte de agua en una casa okupa.

El Ayuntamiento de Cunit también cortará el agua a los okupas que no estén dentro del circuito de los Servicios Sociales del Ayuntamiento. El consistorio de Calafell ya anunció que este septiembre comenzaría a sellar los empalmes ilegales realizados en viviendas okupadas.

La alcaldesa de Cunit, Dolors Carreras, dice que «no podemos trasmitir a la sociedad ni a las generaciones futuras  que este tipo de situaciones futuras entran dentro de la normalidad», por lo que anuncia acciones decisivas.

Tanto Calafell y Cunit tienen numerosas viviendas okupadas de manera ilegal y algunas son delincuenciales para el cultivo de marihuana, vacacionales ya que son casas con piscina y que sólo se llenan en periodos vacacionales o que generan desórdenes y quejas entre los vecinos.

Diferenciar
Los dos municipios aseguran que cortarán el agua en estos casos. Señalan que no tienen nada que decir ante las okupaciones por necesidad de familias que han perdido su vivienda y han entrado en propiedades de bancos o de grandes tenedores de pisos que no los ponen en el mercado de alquiler social.

Está por ver sin embargo los cortes de agua que se acaban realizando. El alcalde de Calafell, Ramon Ferré dijo que el Ayuntamiento ya tiene un listado de actuaciones que ha realizado conjuntamente con la Policía Local y la compañía de aguas Sorea, ya que muchas de las conexiones ilegales se utilizan para llenar piscinas de grandes viviendas.

Sin necesidad
El Ayuntamiento de Cunit señala que los cortes de los empalmes ilegales de agua «se centrarán en los casos que no estén dentro del circuito de los Servicios Sociales y en los que se detecte que la okupación no es consecuencia de una necesidad».

En Cunit también pretenden reunirse con los bancos para conocer el parque de viviendas que poseen por vía de embargos. El objetivo sería que las pusiesen en el mercado de alquiler a precios sociales ajustados a las necesidades de las familias.
También asegura «plantearse» ampliar las ayudas a las familias que tengan dificultades».

Preocupación
Desde el Ayuntamiento de Cunit el concejal de Gobernación, Xavier Lorenzo destaca que las okupaciones delincuenciales son un problema creciente que genera preocupación en los vecinos. Señala que «para poner freno y evitar un efecto llamada deben tomarse medidas para mostrar que en el municipio no se va a permitir la okupación». 

Es principalmente en las urbanizaciones alejadas del centro urbano donde hay más okupaciones, pero también se han empezado a detectar en el núcleo histórico, por lo que se impulsa la medida de control. 

Sin embargo ni en Cunit ni en Calafell se ha precisado cuándo comenzarán a realizarse los cortes de agua que se harán junto a las policías locales.

Temas

Comentarios

Lea También