Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cunit culpa a la depuradora de un vertido de aguas fecales en la playa

Sin embargo, también investiga si el vaciado en las alcantarillas de un aparcamiento privado pudo colapsar y reventar la red

José M. Baselga

Whatsapp
Ayer ondeaba la bandera amarilla, aunque todavía había agua sucia en la desembocadura de la riera.  Foto: JMB

Ayer ondeaba la bandera amarilla, aunque todavía había agua sucia en la desembocadura de la riera. Foto: JMB

Ayer ya ondeaba la bandera amarilla porque la situación casi estaba normalizada, aunque el olor todavía recordaba a unas horas antes, cuando la playa de Cunit tuvo que cerrarse en el último momento del miércoles por el vertido de aguas fecales que bajó por la riera y llegó al mar cruzando la arena.

Durante el martes se produjeron dos hechos que el Ayuntamiento investiga para determinar las causas del vertido. Por un lado, el vaciado que realizó un vecino del agua que inundó su parking y que vertió al alcantarillado, saturando la canalización y afectando al emisario. Pero como explica el concejal de Medio Ambiente de Cunit, Toni Martínez, tambián habría un fallo en la depuradora que comparten Cunit y Cubelles.

El martes el vertido fue detectado cuando llevaba 10 minutos ensuciando la playa que limita Cubelles con Cunit. Los bañistas alertaron de la situación y según expica Martínez se avisó a la Agència Catalana de l’Aigua, que gestiona la planta, para que parara los sistemas. Sin embargo, la indignación ya era mucha entre los vecinos.

Pácticamente cada verano se producen en ese mismo punto episodios de contaminación que obligan a cerrar la playa durante horas e incluso días. El Ayuntamiento ya ha pedido soluciones. «Por lo menos que haya dispositivos de alerta para que en casos de avería quede parada. De no haber ese aviso, si el fallo es por la noche el vertido puede ser durante horas, como sudeció el pasado año», clama el concejal de Medio Ambiente de Cunit, Toni Martínez.

A última hora del martes se levantó la bandera roja y ayer ya ondeaba la amarilla porque la zona recuperaba la normalidad. No obstante, el Ayuntamiento también investiga si en el episodio de contaminación también ha intervenido el vaciado en la red de alcantarillado del agua que inundó un aparcamiento privado.

La investigación intenta determinar si esa aportación de gran cantidad de agua pudo saturar el colector y provocar una rotura que arrastrase agua sucia a la playa.

Los vecinos de la zona han vuelto a padecer una situación de suciedad y olores que se repite desde hace varios veranos. El ACA retiró con una cisterna el agua sucia y lanzó un producto para eliminar los olores.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También