Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cunit recordará las noches de estraperlo de tabaco con una feria

Los vecinos han participado en un documental que recrea las noches de desembarco en las playas
Whatsapp
Para hacer el documental se han recreado las noches de desembarco de tabaco en la playa.  Foto: JMB

Para hacer el documental se han recreado las noches de desembarco de tabaco en la playa. Foto: JMB

 

Durante años fue la manera en la que muchos vecinos podían comer. En las noches más ocuras, barcos procedentes de las islas arrojaban al mar fardos con a tabaco y los vecinos de Cunit salían al mar para recuperarlos y llevarlos a Barcelona.
El operativo implicaba a toda la población. El alcalde con su silencio a cambio de una mordida, el párroco vigilando desde el campanario y avisando de la llegada de los barcos y vecinos.  Los que se adentraban en el mar, los que tapaban los semáforos de la cercana vía del tren para evitar sombras o los llevaban ovejas hasta la playa para borrar las huellas de una noche de desembarco. Todos tenían su función.
Ahora Cunit pretende recuperar la memoria de la época del estraperlo con una feria que se celebrará a principios de abril. Coincidiendo con la fecha presentará el documental que muestra cómo eran aquellas noches de desembarco con las explicaciones de quienes las vivieron en los años 50.
La feria será de un día y acogerá paradas de productos artesanales ambientadas en la época de cuando el contrabando ayudaba a superar las penurias económicas de la época de postguerra.
Ambientación
La localidad también estará ambientada con elementos que se han podido recuperar de aquellas actividades de estraperlo como el camión que recogía el tabaco, las botas donde se guardaba el material antes de llevarse a Barcelona a través de la carretera del Ordal ya que era menos vigilada o las ropas oscuras que empleaban muchos vecinos para ocultarse en la noche.

Durante años fue la manera en la que muchos vecinos podían comer. En las noches más ocuras, barcos procedentes de las islas arrojaban al mar fardos con a tabaco y los vecinos de Cunit salían al mar para recuperarlos y llevarlos a Barcelona.

El operativo implicaba a toda la población. El alcalde con su silencio a cambio de una mordida, el párroco vigilando desde el campanario y avisando de la llegada de los barcos y vecinos. Los que se adentraban en el mar, los que tapaban los semáforos de la cercana vía del tren para evitar sombras o los llevaban ovejas hasta la playa para borrar las huellas de una noche de desembarco. Todos tenían su función.

Ahora Cunit pretende recuperar la memoria de la época del estraperlo con una feria que se celebrará a principios de abril. Coincidiendo con la fecha presentará el documental que muestra cómo eran aquellas noches de desembarco con las explicaciones de quienes las vivieron en los años 50.

La feria será de un día y acogerá paradas de productos artesanales ambientadas en la época de cuando el contrabando ayudaba a superar las penurias económicas de la época de postguerra.

Ambientación

La localidad también estará ambientada con elementos que se han podido recuperar de aquellas actividades de estraperlo como el camión que recogía el tabaco, las botas donde se guardaba el material antes de llevarse a Barcelona a través de la carretera del Ordal ya que era menos vigilada o las ropas oscuras que empleaban muchos vecinos para ocultarse en la noche.

 

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También