Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Dar voz a refugiados fue un honor'

Entrevista a Alba Vidal, editora de vídeo, sonido y realización de la productora alemana Fingado GmbH

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Alba Vidal, de Vila-seca, posa con el galardón que recibió el pasado viernes. Vive en  Mannheim (Alemania) desde 2012. Foto: Cedida

Alba Vidal, de Vila-seca, posa con el galardón que recibió el pasado viernes. Vive en Mannheim (Alemania) desde 2012. Foto: Cedida

La vilasecana Alba Vidal, de 33 años y licenciada en Comunicación Audiovisual, ha ganado el premio Tisores d’Or al mejor montaje de vídeo, convocado por la cadena de televisión alemana SWR, por un reportaje de saltos desde un trampolín de 10 metros en una piscina de verano.


- ¿Cómo se las ingenió para sacarle tanto partido a un trampolín de diez metros?

- Fue sencillo. Las imágenes estaban muy bien grabadas y la visión subjetiva de dos cámaras Gopro eran espectaculares, puesto que casi podías saltar tú mismo y sumergirte dentro del agua. La imagen era tan potente que durante el montaje sentía cosquilleo en el estómago, aunque no tenga miedo a las alturas. La cámara subjetiva te permitía vivir y ver en tu propia piel lo que se siente y se ve al lanzarse dando volteretas a diez metros de altura. Todo ello, reforzado con cámara lenta y con la música de Odisea en el espacio.

- ¿Cómo se lo ocurrió ese reportaje?

- Normalmente son los periodistas los que llegan a la sala de edición con el tema debajo del brazo o con las imágenes ya grabadas. Mi trabajo consiste en visualizar todo el material, escoger los planos o secuencias más potentes a nivel de imagen, establecer los cortes de voz o parte de la entrevista que el redactor considera más apropiados y jugar con el ritmo de la pieza para conducir al espectador hacia el propósito de la misma.

- ¿En qué se basa para buscar los enfoques?

- Los reportajes buenos, como el ganador, son una mezcla de muchos factores. Cuando el tema es potente, la calidad de las imágenes y el sonido son perfectos, el redactor tiene la idea clara sobre la estructura y contenido del reportaje y deja la parte visual en manos del montador, casi nada puede fallar. Si le sumas una música que refuerce el contenido y las imágenes, entonces tienes un producto final perfecto.

- ¿Cuál es el reportaje más peculiar que ha editado?

- Desde hace dos años, para el día 1 de abril, lo que equivaldría al día de los inocentes en España, montamos piezas de broma pero con formato totalmente informativo y riguroso. Este año hicimos una sobre un chimpancé en el zoo de Heidelberg que lee libros y hasta tiene un carné de biblioteca con su foto.

- ¿De cuál está más orgullosa?

- Dos de los reportajes más importantes que he editado hace poco tienen que ver los refugiados que llegan a Alemania. Gracias a una serie de tres noticias conseguimos que las autoridades alemanas dejaran viajar al país a una chica que justo cumplió 18 años cuando el padre consiguió el asilo para su mujer y sus tres hijos. La burocracia alemana denegó su entrada, puesto que, según ellos, ya no pertenecía a la familia al ser mayor de edad. La chica vivió sola un año y medio en Damasco, en una casa en ruinas, en constante bombardeo y casi sin contacto con su familia.

- Tremendo.

- El otro reportaje explica el proceso de tramitación del asilo de los refugiados que llegan a Mannheim y Heidelberg. Pude conocer a un padre con sus dos hijas, que decidieron huir de Damasco después de que el padre fuera secuestrado dos veces y la escuela y universidad de las hijas fueran bombardeadas. Oír su testimonio y darle voz a gente anónima que ha vivido y sobrevivido al horror de una guerra y a su huida ilegal en busca de un futuro fue para mí un honor. Mantengo contacto con ellos y los he visitado en dos ocasiones. Ahora están pendientes de que la madre y los otros cuatro hermanos puedan venir a Alemania.

- ¿Cómo llegó usted a Alemania?

- Llegué en marzo de 2012 con una Beca Eurodissea para estudiar alemán y hacer prácticas en una empresa. Las hice en la productora Fingado y me dieron un contrato al finalizarlas, y hasta hoy. Durante el primer año me centré en el montaje de proyectos para clientes y después empecé en el canal SWR.

- ¿Cómo es la televisión alemana? ¿Es diferente a la de aquí?

- La principal diferencia son los horarios. El prime time nocturno empieza a las 20 horas, cuando se emite el Tagesschau (telediario) de la cadena pública estatal ARD. Durante el día hay informativos cada hora, pero muy cortos, sin llegar casi a los cinco minutos. El Tagesschau dura unos diez minutos, espacio del tiempo incluido, ya que a las 20.15 horas empieza la serie o el programa de prime time de la noche. En Alemania hay dos canales públicos, ARD y ZDF, más el tercer canal de cada Bundesland, como SWR, y todas las cadenas privadas o comerciales. Como en toda Europa, los reality show de todo tipo también inundan las cadena privadas.

-¿Qué tipo de programas son los más vistos?

- Los informativos, deportes y también una serie que se emite los domingos a la 20.15 horas y que lleva más de cincuenta años en emisión, Tatort (lugar del crimen). Los alemanes no se pierden la serie, puesto que cada región de Alemania tiene un equipo propio de rodaje, con sus propios dialectos, protagonistas y rodado en cada región. No eres alemán si los domingos no ves TaTort.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También