Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Del Neolítico al botellón en una cueva de Cunit

L'Avenc de Sant Antoni también fue refugio durante la Guerra Civil para los dos bandos

José M. Baselga

Whatsapp
Una excavación en la cueva.

Una excavación en la cueva.

Ha sido la cueva que ha marcado la historia de Cunit. No ya sólo porque se hayan encontrado vestigios de presencia humana de entre 5.000 y 1.000 años de antigüedad. Aunque los arqueólogos descartan que fuese un asentamiento estable y que la cavidad era usada como zona de enterramiento.

Esa cueva también fue el lugar donde a principios de la Guerra Civil diversas familias católicas intentaron ocultarse para evitar ser apresadas. También buscaron refugio quienes querían evitar ir al frente. Y al final de la Guerra quienes buscaban protección eran los partidarios de la República y los antifranquistas.

El arqueólogo Artur Cebrià dirige la excavación para la Universitat de Barcelona.


La cueva del Avenc de Sant Antoni de Cunit también ha sido, en una época más moderna, el lugar al que accedían muchos jóvenes como una aventura e incluso vecinos que creían que podrían encontrar algún tesoro oculto bajo tierra. 

Esa presión ha hecho que muchas de las estalacticas formadas durante siglos fuesen arrancadas de forma vandálica. Incluso en alguna de sus paredes han aparecido pintadas y el suelo muy removido en diversas capas. Pero aún así la cueva es uno de los yacimientos más destacados del municipio.

Cerrada
El valor patrimonial llevó al Ayuntamiento a sellar el acceso a la cueva para evitar que los vándalos pudiesen seguir dañando el yacimiento. Aunque en diferentes ocasiones se ha arrancado la puerta de hierro.

Material encontrado en años de excavaciones.


La Cova de l’Avenc es uno de los yacimientos históricos más singulares de Cunit y ahora ha finalizado la tercera campaña de excavaciones.

Dirigida por el arqueólogo Artur Cebrià, la intervención ha encontrado nuevos restos humanos y fragmentos de cerámica que tendrían una antigüedad de 4.000 años. Esto es de la época del Neolítico. Los restos óseos encontrados corresponderían a 8 adultos y a un bebé.

15 metros
La cueva, de 15 metros de largo y 8 de ancho fue documentada por primera vez en 1927, pero hay pocas referencias escritas más allá de las aportadas por excursionistas. 

La importancia de la cueva, además de la propia, es la vinculación con tras doce cavidades de lo que sería el Baix Foix. Conocer la vinculación entre las cuevas de este territorio configura una linea de trabajo de los arqueólogos. Esas cavidades habrían sido empleadas en la época neolítica y del bronce hasta la época íbera.

Protección
Con dos entradas, el Ayuntamiento ha reforzado el cierre de la cavidad para evitar que siga siendo víctima del vandalismo. El concejal de Patrimonio, Jaume Casañas destaca que «una de las maneras por las que puede garantizarse la preservación es que los vecinos conozcan el valor patrimonial para evitar las acciones de vandalismo».

Temas

Comentarios

Lea También