Más de Costa

Denunciadas 7 personas en una fiesta clandestina en el barrio de La Plana de Vila-seca

Por otra parte, el pasado viernes día 11, hubo otra inspección en un local de la calle de La Font y se denunció por el uso de altavoces que no se ajustaban a licencia d ebar restaurante. De hecho, las imágenes colgadas en las redes reflejan más una fiesta en un bar musical

Jordi Cabré

Whatsapp
La Policía Local de Vila-seca realiza controles para garantizar el cumplimiento de las ordenes contra la pandemia.

La Policía Local de Vila-seca realiza controles para garantizar el cumplimiento de las ordenes contra la pandemia.

Mossos d'Esquadra a requerimiento de la Policía Local de Vila-seca denunció este jueves día 17 poco antes de las 23 horas a un total de siete personas que se habían citado en una masía de la calle Clavells, en el barrio de La Plana.

La música y la convocatoria por redes motivó al presencia policial, que verificó que había un grupo de gente superior a la permitida y en pleno toque de queda. Los Mossos acudieron al barrio e identificaron a los vecinos presentes. Siete de ellos fueron denunciados y seguidamente abandonaron la finca sin motivar altercados, señalan fuentes de la policía autonómica.

La fiesta ilegal (por las restricciones de la Covid-19) llega una semana después de que un operativo de Mossos d'Esquadra se presentara en el Essentia, un local situado en la calle de la Font de Vila-seca (el antiguo El Fènix).

Allí se identificó a los clientes y se pidió a los titulares la documentación y la licencia dle negocio. Dentro del mismo, no se detectaron irregularidades de aforo, mascarilla, distancia de seguridad... solo el uso de música que no corresponde con la licencia de bar restaurante que tiene concedida. Había altavoces que no se ajustaban a la licencia obtenida. Fue la Unitat Regional de Policia Administrativa (URPA) la que levantó acta de la inspección y denunció el uso irregular en el local.

En la calle, dentro de los controles complementarios que se llevaron a cabo, hubo 9 denuncias y 18 identificaciones. En las redes sociales se observan fotografías de grupos de gente disfrutando de la tarde en un ambiente de bar musical y no de bar restaurante. 

Las fiestas de tarde en este local de la calle de la Font ya habían sido motivo de quejas por exceso de decibelios. Las llamadas vecinales habían entrado en el Ayuntamiento, pero la primera intervención se llevó a cabo el pasado viernes, día 11.

Las fiestas, en fin de semana, atraían a clientela de fuera de Vila-seca, que no podían estar, ya que hasta la fecha el perímetro del confinamiento de fin de semana era municipal. 

Además de la inspección de la URPA en la calle de la Font, la Policía Local de Vila-seca llevó a cabo controles de entrada y salida el fin de semana con casi 120 coches parados y 11 personas denunciadas por saltarse el confinamiento.

Temas

Comentarios

Lea También